• Lunes, 22 de abril 2024
  • ABC

COPE

Noticias

Un policía nacional desvela la curiosa reacción de la madre de un detenido durante una redada en Nápoles

Francisco Barba, jefe de la sección de robos de la UDEV, confiesa una anécdota en una operación en Italia y recibe la respuesta de otro agente en directo

Audio

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 23:02

Paranza, es el nombre de los grupos criminales formados por tres o cuatro personas que viajan a España y a otros países europeos con un solo fin: robar relojes de lujo, de cuatro marcas exclusivas en zonas de turismo. La Policía Nacional, en concreto la UDEV Central, lleva más de dos años siguiendo y deteniendo a estos individuos pero han ido más allá y el pasado día 21, en una operación coordinada por Europol entraron junto a agentes italianos, alemanes, suizos y franceses en las casas de los ladrones en Nápoles de donde proceden todos ellos y detuvieron a ocho "rapinadors", como se les llama.

Desde que comenzó la operación especial para darles caza han caído 35, incluidos los ocho de ese día. Se ha identificado además a otro medio centenar y esclarecido muchos de sus golpes. Cruz Morcillo, periodista especializada en sucesos, destaca que “es inédito” que la Policía actúe en otros países y entren en registros de casas con el chaleco de Policía Nacional y hagan prevalecer las órdenes de detención que había cursadas y que supondrá que los delincuentes respondan ante la justicia española.

Tres investigados en Valladolid por comprar dos robots de cocina con documentación fraudulenta

Imagen de archivo de un agente de la Policía Nacional / EP



La reacción de la madre de un detenido en Nápoles

Francisco Barba es el jefe de la sección de robos de la UDEV, que estuvo en todo este operativo, y cuenta en La Linterna este lunes cómo se originó la operación contra los famosos Paranza. “Es fruto de la fructífera relación desde hace dos años con la Polizia di Stato de Italia, sin ellos no se hubieran aclarado tantos casos de robos de relojes ni hubiéramos accedido a las zonas de Nápoles a las que hemos llegado. Están acostumbrados a sus policías, pero no que pisen sus domicilios policías extranjeras”, explica el agente a Expósito

Eso sí, desvela al director de La Linterna que algo que le llamó mucho la atención fue la reacción de una de las madres de los detenidos durante las redadas en las casas: “Nos sorprendió el gran respeto que se tiene a la institución policial allí, hubo buen trato por las dos partes, incluso ofreciéndonos café incluso en algunos casos”. Eso sí, confiesa Barba que no se imagina “una situación similar entrando en las casas de algunos barrios de aquí”, en referencia a España y, más concretamente, Madrid.

ctv-arj-imgenes-web---2024-04-01t224602635



Pero la anécdota no se quedaba ahí, sino que un amigo de Expósito, otro agente de Policía Nacional, escribía al director del programa en directo tras escuchar la anécdota. “Recibo un mensaje de un buen amigo, de los que visten uniforme azul marino, para entendernos, y dice 'nunca jamás se me ocurriría pensar que entrando en una casa a detener a alguien a tomar un café pero, desde luego, lo que iba a pensar es que me querían envenenar, y no me tomo el café ni de broma'”, explicaba el propio periodista. Así, el jefe de robos de la UDEV, asegura que no se bebió el café.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado


Relojes de hasta medio millón de euros

Ya concretamente sobre los paranza, explica Barba que es una actividad criminal que “pueden llevar a participar hasta 6 personas como máximo”. Una operación que empieza en Nápoles pero acaba en España, por lo que incluye transporte y alojamiento en España. “Una vez detectan a la víctima y su objeto de lujo, empieza una vigilancia que puede durar horas. Y siempre en zonas turísticas y con el uso de la scooter. Fundamentalmente en Madrid y el barrio de Salamanca; Baleares con Palma e Ibiza; Málaga con Marbella; y Barcelona”, explica.

ctv-trt-imgenes-web---2024-04-01t224623803



Y es que, lo que más caracteriza a estos grupos es la especialización, apunta el agente de policía. “Lleva una planificación, una técnica muy depurada y habilidosa de ataque a la muñeca, y hay un fondo de crimen organizado. Muchos miembros de estos paranzas son miembros del crimen organizado, que a su vez les financia”, aclara. En términos de reparto, el paranza se lleva el 30% del valor del reloj y el resto va para el clan.

Pero, ¿qué relojes suelen robar? Hay un elemento clave, y es que tienen sus canales de recepción y de dar salida a los relojes. “Tienen muy fijado a qué marcas atacar, de 10.000 el más barato y hemos tenido hasta casos de relojes de 500.000 euros”, concluye.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Escuchar