• Viernes, 19 de julio 2024
  • ABC

COPE

Noticias

El tipo de perro que nunca se debe tocar si lo encuentras por la calle: "Es vital no acariciarlos"

El director de La Linterna cuenta la historia de Maylo, que forma parte de un tipo muy especial de perros a los que no hay que acariciar por la calle

Audio

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 05 jul 2024

“El perro es el mejor amigo del hombre” es uno de los dichos más antiguos y más populares pero, para algunas personas, ese dicho se queda corto. Expósito, director de La Linterna, contaba este miércoles la historia de Maylo, un cánido que fue rescatado hace dos años en un finca cuando estaba en estado de práctica desnutrición. Ahora, su vida es muy diferente, después de que Álex, un chico de Madrid de 24 años le adoptase.

Y es que el comunicador de COPE no daba crédito mientras él mismo contaba la historia a lo que había hecho el perro y hasta el punto de entrenamiento al que había llegado.

ctv-yxl-captura-de-pantalla-2024-07-04-181756



El rescate del perro Maylo

Álex es de Madrid, es filólogo, traductor, trabaja en una escuela dando clases de inglés y además está estudiando las oposiciones para trabajar en una biblioteca. Un curriculum increíble para sólo tener 24 años. Su compañero es Maylo, un perro mestizo, de color blanco, con las orejas un poco marrones, tiene solo dos años y medio, y le adoptó cuando apenas era un cachorro.

“Le adopté con 5 o 6 meses, más o menos. Estaba en una casa de acogida porque le encontraron en una finca tirado. Aquí ya volvió a coger peso, porque venía desnutrido. Cuando estaba listo para adopción le encontré y, al final, decidí quedármelo”, cuenta el propio joven madrileño en los micrófonos de COPE.

Y es que Álex es autista, y Maylo está certificado como perro de asistencia TEA, que significa Trastorno de Espectro Autista, pero hace las funciones de perro de asistencia psiquiátrica. Desde cachorro ha sido educado por el personal de LealCan, una empresa de adiestramiento canino, en concreto por Enrique Solís, director e instructor de perros de asistencia del centro. La misión de Maylo es la de apoyar a Álex: “Hacen una labor genial, porque ayudan a personas con algún tipo de necesidad específica, y son un apoyo diario, se convierten en un apoyo de vida”, asegura Solís.

ctv-das-captura-de-pantalla-2024-07-04-181819



  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El tipo de perro que nunca debes tocar en la calle

Es importante diferenciar a los perros de asistencia psiquiátrica de los perros de acompañamiento. Los primeros ayudan a gestionar situaciones complicadas para sus dueños, como aglomeraciones o crisis de ansiedad. Su reacción minimiza el daño en estas personas, y también les ayudan a realizar actividades básicas que sin ellos no podrían afrontar. Es fundamental diferenciar al dueño del guía: “Nosotros, de hecho, no le llamamos dueños, le llamamos guía, porque dueño o amo parece que tenemos un objeto, y los perros son uno más de la familia”, explica Solís en La Linterna

Enrique ha estado ayudando tanto a Maylo como a Álex. Él es quien instruye a los guías, en este caso Álex, para que pueda educar a su perro. La media de un entrenamiento es aproximadamente unos 6 meses, pero dependiendo de los casos, pueden ser más o menos. Los instructores eligen a los perros en base a las necesidades de cada guía y, gracias a este trabajo Maylo está preparado para determinadas reacciones de Álex.





Maylo es un perro juguetón, que sale a correr, que es muy activo, pero cuando está con Álex siempre está alerta. Va identificado con un arnés y un chaleco azul en el que se leen varios mensajes, el más importante, el que pone 'NO TOCAR'. Es vital no acariciar a estos perros porque podríamos despistarles.


Expósito, impresionado con lo que hace el perro

Explica Solís en COPE que Maylo ayuda en muchísimas cosas al joven madrileño, pero lo más importante y crucial es la compañía a lo largo del día. “Las aglomeraciones a Álex le preocupan, entonces el perro gira alrededor de él para darle espacio personal; o le ayuda con el rascado compulsivo, Álex se rasca de manera compulsiva, y el perro le ayuda a parar”.

ctv-ika-imgenes-web---2024-07-04t182026699



Y es que los perros comparten tanto tiempo con su guía que son capaces de aprender nuevas habilidades que no habían desarrollado durante el entrenamiento. “Si nosotros ayudamos, enseñamos a un perro a que ayude a una persona con una crisis, por ejemplo, de llanto. Ese perro, al convivir con la persona, puede llegar a detectar otro tipo de crisis como, en el caso de Álex y Maylo, un aumento de la frecuencia cardíaca, y eso no se lo hemos enseñado”.

Además, el perro es capaz de detectar, a través simplemente del olor, cuando le suben las pulsaciones a su guía y advertirle de un ataque. De hecho, hoy mismo Maylo ha tenido que intervenir en una situación de estrés, como él mismo cuenta a Expósito. “Hemos tenido que ir a la Administración Pública a hacer unas gestiones, llevaban mucho retraso y yo me he puesto muy nervioso. Maylo me ha alertado con la pata y con el hocico y, después, se ha puesto encima de mí en una posición específica para hacerme terapia de presión, para que bajasen las pulsaciones y me relaje”.

Una anécdota ante la que el director del programa no ha podido hacer otra cosa que no sea rendirse ante Maylo: “Impresionante”, comentaba. Así, el perro ayuda a paliar los dolores o los momentos de tensión de su guía. Desde que Álex cuenta con este compañero tan especial, su vida ha mejorado: “Estaba mucho más limitado, porque tenía que ir a todos los sitios acompañado de alguien o de algún amigo, porque me daba mucha angustia salir de casa solo. En el transporte público no me montaba nunca, y ahora con Maylo sí, el perro me ha dado mucha independencia y el querer salir a sitios con él”.

Etiquetas

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Linterna de la Iglesia

La Linterna de la Iglesia

Irene Pozo

Escuchar