La 'decisiva' reunión mantenida entre PSOE y Unidas Podemos provoca la risa de Carlos Herrera

El comunicador ironiza con las negociaciones entre socialistas y podemitas 

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 06:56

Carlos Herrera comenzaba su monólogo de las seis de la mañana de este miércoles 11 de septiembre riendo e ironizando con las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos, y su reunión mantenida este martes: "Me da la risa con la reunión decisiva de ayer, que no sirvió para nada. Ya me daba la risa ayer, y esto ha sido lo que pasado: Estaba claro que PSOE y Podemos no se iban a poner de acuerdo, porque hay uno que no quiere, que es el PSOE. Pueden vestirlo como quieran. Pueden ir las tres vestales a la reunión subiendo la cuesta de la Carrera de San Jerónimo, puede ir Echenique y compañía, podrán dedicar toda la tarde a lo que les dé la gana. Pero no van a llegar a ningún acuerdo porque el PSOE no quiere, y todo lo demás es literatura. Qué ganas de perder el tiempo en reuniones. No hay ninguna intención de negociar. Lean mis labios: no hay ninguna intención de negociar".

En esta línea, el comunicador continuaba apuntillando que "solo hay una preocupación en las amazonas que iban ayer a la reunión y en el resto del partido: Cómo configurar la historia o el relato para hacer responsables a los demás de ir a las elecciones. Algo así como pobre de mí que no me han apoyado, y tenemos que ir a elecciones. Pero los responsables no son los demás, responsable es el que tiene la obligación hacer ese trabajo y no lo hace, y no los demás".

Herrera también tuvo palabras para Iglesias y Podemos. En este caso se refirió a ambos de la siguiente manera: "Ni Pablo Iglesias ni Podemos tienen la culpa. Serán mejor o peor para el país, pero tienen derecho a exigir puestos y a aspirar a compartir el poder en un gobierno del PSOE que tiene, oiga, 123 diputados. Y PP y Ciudadanos por qué lo van a apoyar si pacta, por ejemplo, con Bildu. Pero, ¿qué broma es esta? O sea que ayer pasó lo que tenía que pasar tras cuatro horas de negociación. Salió Adriana Lastra diciendo no puedo con la vida para explicar que no había ido bien. Se dan por rotas las negociaciones y parece que no tienen previsto reunirse. Dice Iglesias que Sánchez no le llama desde que nació su niña para felicitarse, es impresionante. Seguramente sí que lo sea. El que tiene que trabajar por llegar a un acuerdo es Sánchez. No sé ya cómo hay que explicar estas cosas".

Lo más