Herrera: "Sánchez es un irresponsable de una dimensión tan cósmica que es capaz de llevar el país al abismo"

Este martes se reúnen equipos negociadores de ERC y del PSOE para avanzar en la investidura del presidente en funciones

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 22:05

Vídeo

 

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Bienvenidos a este martes 10 de diciembre del 2019 si es que ahora ustedes abren los ojos a las 8 de la mañana, a las 7 en Canarias, es abrirlos muy tarde o, bueno, o muy tarde incorporarse a la información del día, pero, hombre, nunca es tarde si la dicha es correcta y buena.  Martes 10 de diciembre del 2019, pues a 11 días de la llegada del invierno y a nada de que llegue el fin de año y de que despidamos este 2019 y nos preparemos para el 2020, que va a ser un año con muchas emociones previstas. Va a ser un año con muchas emociones provistas en prácticamente todas las áreas en las que podríamos dividir hoy la información, terrenos artísticos, deportivos, no digamos políticos, sociales, climatológicos, singularmente el año 2020... Tiempo habrá de hablar del 2020.

Mire, por ejemplo, en el 2020 un país como Rusia no va a poder concursar, no va a poder participar, disputar algunas de las citas deportivas más importantes del mundo porque ha sido nombrada la gran tramposa del deporte, ¿no? En cuatro años no va a poder competir ni en los Juegos Olímpicos de Tokio ni en el Mundial de Fútbol de Qatar 2022.

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL DE HERRERA

¿Y por qué? Pues porque Rusia puso en marcha algo que no es nuevo y que, desde luego, durante muchos años de la Guerra Fría estados como la República Democrática Alemana era una cuestión elemental dopar a sus atletas. El deporte descubrieron en la parte del Telón de Acero que era un arma de propaganda portentosa. La República Democrática, un pequeño país, consecuencia de la división de Alemania, más pequeña que la República Federal, o tenía unos éxitos en deporte, bueno, desde luego desproporcionados para su potencial. Y todos creíamos que es que, claro, qué país más sano, cómo ha impulsado el deporte en sus filas para obtener grandes campeones. No, todo mentira, dopados la mitad.

Bueno, pues Rusia exactamente igual. Luego decía Churchill de Rusia, Churchill decía siempre: "Rusia es un acertijo envuelto en un enigma dentro de un misterio". Y es verdad, siendo como es un gran país, indudablemente, con gran historia que ahora mismo no vamos a descubrir.
Bueno, la Agencia Mundial Antidopaje ha detectado que la Agencia Rusa Antidopaje les entregaba pruebas de sus atletas completamente falsificadas. 298 atletas habían dado positivo entre 2012 y 2015, pero esa agencia rusa se las había ingeniado para esconder el dopaje. Una trama para que tus atletas se apunten éxitos internacionales haciendo trampas.

Bueno, ya le pasó a los Juegos Olímpicos de invierno del año pasado en Corea. Los rusos tuvieron que competir como neutrales. Y ahora esa podría ser la solución para atletas rusos que demuestren estar limpios, que colaboren con organismos internacionales. Moscú tiene 21 días para recurrir ante el TAS, pero la verdad es que  prácticamente lo tiene imposible, es  decir, no ondeará la bandera de Rusia, podrá haber algún ruso en los juegos, pero con bandera neutral o algo se buscaran. Desde luego, eso es un leñazo en la línea de flotación del prestigio de un país notabilísima.

¿Y el nuestro? Pues el nuestro tiene lo suyo también. Ahora el Rey va a comenzar un atracón de reuniones en 48 horas. Reuniones de las que no va a poder obtener toda la información necesaria para encargar la investidura a un candidato. ¿Y por qué digo eso? Porque hay algunos grupos, entre ellos ERC, que no va a acudir a las reuniones con el Rey. Pero el Rey estudia todas las posibilidades, todo lo que le cuentan los partidos, y después de ello, le dice a uno: Tú eres el encargado de la investidura porque veo que eres el que tiene más posibilidades de formar un gobierno. Adelante.

Eso no lo va a poder hacer en puridad porque los de ERC no le van a contar lo que quieren o lo que pretenden. ¿Y qué es lo que pretende? Hombre, ya se lo pueden ustedes imaginar: desactivar al Estado lo máximo que puedan. Ahora saben que están en reuniones con el PSOE de Sánchez. 

Hoy mantienen una reunión, que dice el clásico que puede ser decisiva. Ya ha advertido que no piensa investir a Sánchez antes de Navidad o antes de final de año. Que se vaya olvidando. ¿Por qué? Pues porque tienen que conseguir importantes cosas: concesiones importantes que seguramente Sánchez va a realizar o que está dispuesto a realizar. Por ejemplo, la Generalidad esta semana seguramente va a clasificar a los presos, lo que ellos llaman presos políticos, y les va a otorgar privilegios de tercer grado, una solución intermedia, es decir, que pasen la Navidad en casa. 

Claro, ¿qué podría pasar? Que la Fiscalía recurra esa decisión por tratarse de un cachondeo tremendo, es decir, que gente que ha sido condenado a penas superiores a 10 años de prisión a los dos meses están saliendo de la cárcel. A los dos meses de salir esa condena. Hombre, ¿pues qué quiere ERC? Pues que Sánchez destituya a la fiscal general del Estado, la señora Segarra porque ya ha recordado Sánchez en alguna ocasión que la Fiscalía depende del gobierno. La Fiscalía depende del gobierno, yo pongo aquí un fiscal general al que le digo: "Oye, no vayas a recurrir la decisión de que estos salgan a la calle". Bueno, y esa es una de las cosas. ¿Qué va a exigir, por ejemplo, Esquerra al gobierno además de esta cuestión de los de los presos? Pues hombre, que el Estado mire para otro lado cuando se tomen decisiones.

Miren, los de ERC están dispuestos a repetir otra vez el intento de golpe de Estado. Y lo que quieren es que tú, Sánchez, seas presidente, pero te olvides de que el 155 existe, te olvides de que exista el Tribunal Constitucional, me quitas de enmedio a la Policía Nacional, a la Guardia Civil y, sobre todo, desactívame al Rey, que el jefe del Estado no salga otra vez el 3 de octubre y de un discurso como el del 2017 que fue el que empezó a cambiar las cosas desde luego.

¿Y qué está dispuesto a dar Pedro Sánchez? Pues miren ustedes, tiene una ambición tan insensata, y es un irresponsable de una dimensión tan cósmica que es capaz de llevar el país al borde del abismo. Este está... Va a ser contemplativo ante la decisión de ERC de llevarse por delante lo que haga falta. Han cambiado los criterios y los cambiarán tantas veces como sea necesario. Se han desdicho, se han vuelto a desdecir. Decía en el debate de televisión: "Prohibiré el referéndum y me meteré a sacó en la educación y en TV3 y en todo lo demás". ¿Qué ha quedado de aquello? Absolutamente nada, absolutamente nada, con lo cual, oiga, estos están preparando una segunda intentona y quieren tener desactivado al Estado y eso creen que solo lo van a conseguir teniendo a Sánchez calamidad al frente de un gobierno. Sánchez calamidad podría mirar hacia otro lado e intentar formar otro tipo de gobierno, pero no quiere, quiere gobernar con estos, que es lo que le gusta. Bueno, veremos qué sale de la reunión de hoy, que va a ser más que muy interesante.

Audio

 

Lo más