En 'Herrera en COPE'

"Ojalá se demuestre que no hubo corrupción en la concesión de los JJ.OO. a Río"

El presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, cree que "se ha creado una alarma impresionante", pero descarta que los miembros del COI fueran sobornados.

 

Fiscales brasileños han denunciado desvíos y sobornos millonarios vinculados con la elección de Río de Janeiro como sede de los Juegos Olímpicos de 2016 y subraya el papel que jugó el presidente del Comité Olímpico Brasileño, Carlos Arthur Nuzman, en la operación.

Según los investigadores, Nuzman, como presidente del COB y miembro honorario del Comité Olímpico Internacional tuvo un desempeño fundamental para vincular a empresarios, políticos y directivos del COI en la presunta trama de compra de votos para que Río se hiciera con los Juegos de 2016 en detrimento de ciudades como Madrid.

La Fiscalía ha pedido que se embarguen los bienes de Nuzman y se le retire el pasaporte para evitar que pueda abandonar el país. La operación es resultado de una investigación que desarrollan los fiscales brasileños con la Justicia francesa y que salpica también al exgobernador de Río Sergio Cabral, en prisión por corrupto, y a Papa Massata Diack, hijo de Lamine Diack, que entonces era el presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) y miembro el COI. 

Se estima que al menos 2 millones de dólares fueron transferidos a cuentas y empresas vinculadas con Papa Massata Diack, a finales de septiembre, en vísperas de la votación que el 2 de octubre eligió a Río de Janeiro como sede de los Juegos Olímpicos de 2016.

El presidente del Comité Olímpico Español, COE, Alejandro Blanco, espera que no sea cierto, "no tengo duda de que es imposible comprar una votación ahora bien no sé si ha habido corrupción de algún tipo, pero es imposible comprar a 30 miembros de la asamblea. Ojalá se demuestre que no ha habido corrupción".