COPE

La vida de un misionero español que ha muerto con las botas puestas

El agustino recoleto José Luis Garayoa ha fallecido a causa del Covid

La vida de un misionero español que ha muerto con las botas puestas

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:51

Desde hace dos años el agustino recoleto José Luis Garayoa, acercaba a los lectores de Alfa y Omega la realidad de la frontera entre México y Estados Unidos desde El Paso, en Texas, donde acompañaba a los migrantes que llegan buscando una vida mejor en Estados Unidos. Más de una vez hemos recogido en El Espejo esas historias de sufrimiento y esperanza con las que Garayoa se implicaba siempre en cuerpo y alma.

Había nacido en la localidad navarra de Falces en 1952. Profesó en la Orden de los Agustinos Recoletos y fue ordenado sacerdote en 1976, momento en el que empieza su incansable periplo misionero. Primero en la Sierra de Chihuahua, México, y después en la Ciudad de los Niños, el proyecto socioeducativo de los Agustinos Recoletos en Costa Rica.

En 1998 pidió a sus superiores ir a Sierra Leona, cuando el país estaba en plena guerra civil. De hecho fue secuestrado por un grupo guerrillero y así permaneció dos semanas junto a otros religiosos españoles, hasta que fuerzas de la ONU los liberaron. Por este este motivo recibió la Medalla de Oro de Navarra en representación de los misioneros de la Comunidad Foral.

Garayoa fue enviado entonces a Nuevo México y a Texas, donde vivió una primera etapa atendiendo a los inmigrantes hispanos, pero en 2006 pidió regresar a la misión de Sierra Leona, donde estuvo hasta 2015. En ese periodo le tocó lidiar con la terrible epidemia del ébola, que afectó de forma especial a dicho país africano. Durante los últimos cinco años ha estado en la frontera de El Paso, donde trabajó hasta su fallecimiento el pasado martes a causa del Covid.

Allí acompañaba, sostenía y defendía a los inmigrantes hispanos que esperan en el Processing Center la autorización para entrar en Estados Unidos, y desde allí enviaba sus crónicas, verdadero testimonio del Evangelio de la vida. Gracias, José Luis, que goces para siempre del abrazo de tu Señor.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar