También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Enhamed, el ciego que destruyó las barreras de lo imposible

El deportista de élite cuenta su historia de superación en el programa 'El lado bueno de las cosas' de TRECETV

 
  • ISRAEL CAÑAS

Enhamed es un deportista de élite, para muchos considerado el mejor nadador paralímpico de la historia. Con más de 37 medallas a sus espaldas, 15 de ellas de oro, el atleta español ejerce a día de hoy como coach, impartiendo charlas a empresas, deportistas y estudiantes sobre superación y motivación personal. Conseguir esta hazaña no ha sido una tarea fácil para él, y mucho menos teniendo en cuenta que perdió la visión con tan solo ocho años de edad.

Enhamed explica con mucha naturalidad como sucedió todo, desde que los médicos informaron a su madre del problema que sufría en la vista, como de los momentos posteriores al fatal desenlace. “Los médicos nos dijeron que, si me movía demasiado o hacía gestos muy bruscos, se me podría desprender la retina”.

Desgraciadamente, no pasó mucho tiempo entre aquel aviso y el momento en el cual la vida de Enhamed cambiaría para siempre. “Yo hasta los ocho años veía perfectamente. Un día estaba corriendo por mi casa, mi madre me echó la bronca por ello, me tumbé en el sofá y al levantarme unos segundos después ya no veía nada”. La adaptación a su nueva situación iba a ser muy complicada y lenta. El comienzo no fue nada fácil, y es que el atleta español se planteaba una y otra vez el por qué le tenía que suceder esto a él, por qué Dios lo permitía. “Leí muchos libros de filosofía, de las tres grandes religiones y decidí que iba a dejar de creer en Dios”.

Enhamed pasó por un momento complicado en su vida. “Entrenaba desganado. Cuando no estás rindiendo y piensas que no vas a mejorar, los resultados van descendiendo”. Sin embargo, el cambio en su vida estaba a punto de producirse, un cambio que pondría las cosas en su lugar y transformaría por completo la forma de actuar por parte del deportista. “A medida que pasaba el tiempo empecé a agradecer incluso los días que tenía malos entrenamientos o dolores, porque hacía que mejorase otras áreas. El agradecimiento se hizo extensible a toda mi vida. Llegué a agradecer incluso el hecho de ser ciego”.

Enhamed dio el paso más importante de su vida; aceptar y agradecer a Dios el hecho de ser ciego. “La pregunta no era ¿por qué yo tengo que ser ciego?, sino ¿qué esperas de mi siendo ciego? Y es una pregunta que te lo cambia todo”. El atleta español dio la vuelta radicalmente su forma de ver las cosas, comenzando a disfrutar del día a día y agradeciendo cada momento fuese mejor o peor. Y con ello no solo volvió a poner su confianza en Dios, sino que encontró la mejor forma de aprovechar su peculiar característica. “¿Qué gracia tiene hacer las cosas solo cuando te sientes bien? El verdadero mérito es hacerlas cuando no te sientes bien. Para ver el lado bueno de las cosas siempre hay que ver el malo”.

Y es que, pese a todo, Enhamed cuenta momentos curiosos y simpáticos de su día a día entre risas, sincerándose en aspectos como las relaciones sentimentales y la importancia tanto del interior, como del exterior de la pareja. “La gente se cree que por ser ciegos no vemos como puede ser la otra persona, pero llega un momento donde también tocas a la otra persona, y es importante”. De la misma forma, deja muy claro que, para un ciego, las discotecas quizás no sean la mejor opción para disfrutar de un plan un sábado por la noche. “En una discoteca sí que eres discapacitado de verdad. Empiezas oliendo colonia a la una y a medida que pasan las horas eso huele fatal”.

Detrás de cada gran historia, se esconde un final más asombroso todavía, y por ello es que Enhamed nos deja una de las frases más bonitas para resumir su discapacidad: “Ser ciego es la oportunidad de buscar soluciones diferentes. No debes dejar que nadie te diga qué puedes o no hacer, aquellos que no pueden te van a decir que tú tampoco puedes”. Y quizás este pensamiento no sea solo un modelo para su vida, sino un modelo para que todos pongamos en funcionamiento, agradeciendo cada día que vivimos como si fuera el último, y confiando en que las situaciones que puedan darse en nuestra vida no están hechas para buscar un porqué, sino para encontrar un objetivo que nos haga crecer.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado