También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Cinco motivos por los que se puede recurrir una multa de un radar

Ciarretera de Burgos en sentido salida de Madrid
 
  • Abel Madrigal Rodríguez

Tags

La recepción de una multa siempre conlleva un sobresalto para cualquiera. Pero nunca es definitiva, existen motivos por los que se pueden llegar a recurrir e incluso invalidar. Sin embargo, una vez se haya realizado la reclamación se pierde la opción de abonar el coste reducido de la multa si así lo permite en un principio la Dirección General de Tráfico (DGT). Además, se dispone de un plazo de 20 días naturales para recurrir desde la notificación de la sanción.

El primer caso en el que se podría recurrir una multa impuesta por un radar de tráfico es el de la entrega de la misma fuera de plazo. La Administración cuenta con un periodo de tres meses para comunicar al infractor las sanciones leves y de seis si es en relación a una sanción grave. Fuera de ese intervalo de tiempo la multa habrá preescrito y no deberá ser abonada por el infractor. De la misma forma ocurre con el cobro si se realizase fuera del plazo estipulado que tienen tanto la DGT como los ayuntamientos para iniciar el proceso de recaudación. Por lo tanto, una vez concluido ese periodo sin el pertinente pago, la multa pasará a estar preescrita. 

Por otro lado, uno de los errores habituales de estas multas es presuponer que el dueño del vehículo sancionado es el infractor. Por ello, se debe recibir junto a la multa una solicitud para identificar al conductor. En el caso contrario, se podría estar atribuyendo de forma arbitraria la sanción, por lo que podría recurrrir.

Otras de los motivos más habituales que permiten la invalidación de una multa es la inexactitud e incorreción de los datos que se muestran en ella. Desde los relacionados con el autor de la infracción hasta la propia fotografía adjunta por la DGT. Cualquier error en la forma podría llevar a la invalidación de la sanción.

Además de la forma se debe revisar el fondo de la misma. Aunque para este caso es recomendable contactar con un experto ya que ellos pueden reconocer si una multa determinada cumple con la sanción que le corresponde. Es decir, que en caso de que se haya cometido una infracción de velocidad en un radar concreto esa multa que se recibe debe tener siempre la misma sanción tanto en dinero como en puntos. Si se dieran disparidades en el fondo de la misma podría invalidarse la sanción. 

Por lo tanto, existen motivos legales por los que se puede recurrir una sanción impuesta por un radar de tráfico. 

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado