También en directo
Ahora en vídeo

Política

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Matamala, el confidente y empresario que siempre acompaña a Puigdemont

Sus empresas siempre recibieron muy buen trato por parte de la Generalitat mientras Puigdemont fue presidente 

Matamala, el confidente y empresario que siempre acompaña a Puigdemont
  • AGENCIAS

El empresario gerundense Josep Maria Matamala, a quien sus allegados llaman 'Jami', se ha convertido en el confidente que siempre acompaña a su íntimo amigo Carles Puigdemont en el extranjero y de hecho fue una de las cuatro personas que viajaban con él cuando fue detenido en Alemania. El nombre de Matamala, que fue concejal de CiU en Girona entre 1987 y 1995, salió a la palestra a principios de noviembre de 2017, pocos días después de conocerse que el expresidente de la Generalitat había huido a Bruselas. Un periodista captó la imagen de Puigdemont tomando un café con un hombre en una cafetería de Bruselas que despertó el interés de los medios por saber quién era su acompañante.

Matamala ha sido desde entonces la sombra del expresidente de la Generalitat en el extranjero y, según la prensa belga, también fue él quien se encargó de tramitar el alquiler de la casa de Waterloo donde residía Puigdemont hasta su detención. En el plano empresarial, Josep Maria Matamala consta como administrador único de la sociedad Incatis SL, que se encarga de organizar y preparar recintos feriales para acoger exposiciones, comercializaciones y muestras de productos y servicios, entre ellos eventos gastronómicos en Cataluña. Según las últimas cuentas depositadas en el registro mercantil, las de 2016, Incatis SL facturó ese año 787.746 euros y su beneficio alcanzó los 27.521 euros, mientras que la compañía acumulaba una deuda de 246.918 euros y un patrimonio neto de 260.446 euros.

Incatis SL, que da trabajo a 11 personas, se llamaba anteriormente Firatast SL y el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont llegó a ser consejero delegado solidario de esa sociedad junto al propio Matamala. Matamala también es administrador único de la empresa Cat Edicions SL, que se dedica a la edición y publicación de libros y revistas, aunque la empresa parece inactiva. Y es que, de acuerdo con las últimas cuentas depositadas en el registro mercantil, las de 2016, esa compañía no tuvo ingresos ni ese año ni el anterior, y se limita a reflejar en ese ejercicio unas pérdidas de 412 euros.

La otra empresa en la que Matamala consta como administrador único es Scata SL, dedicada al sector de los muebles para el hogar y también a la preparación de recintos feriales, aunque la sociedad tampoco tuvo ingresos en 2016, cuando cerró con unas pérdidas de 1.630 euros, según las cuentas de ese año. Matamala también es administrador, en este caso mancomunado, de la sociedad Stein Girona SL, dedicada a la impresión y a los productos de papelería, que da trabajo a unas 20 personas.

Esa sociedad facturó en 2016 un total de 1,46 millones y obtuvo unas ganancias de 7.729 euros, mientras que acumula un pasivo de 773.000 euros y un patrimonio neto de 1,07 millones, según las cuentas de 2016. De familia con raigambre catalanista, el padre de Matamala, Feliu Matamala, fundó la librería Les Voltes, nacida en 1963 para estimular la venta de libros en catalán y que ahora es una fundación.

Josep Maria Matamala, uno de los fundadores de CDC en Girona, forma parte del círculo más íntimo de amigos y colaboradores del expresidente catalán. Una prueba de su relación de amistad es que, en enero de 2016, cuando Artur Mas convocó a Puigdemont de urgencia al Palau de la Generalitat para plantearle que le relevara como presidente, Puigdemont pidió a Matamala que se hiciera cargo de sus hijas mientras él viajaba a Barcelona. Según explican quienes les conocen, su primer contacto se produjo a principios de los noventa, cuando Puigdemont ejercía el periodismo, a raíz de un artículo en el que este criticaba al entonces candidato a la alcaldía de Girona por CiU, Josep Arnau. El artículo molestó a Matamala, quien se fue a ver a Puigdemont, y de aquel desencuentro inicial surgió una buena relación personal entre ambos.

Aunque Matamala jugó un rol activo en política durante su etapa como concejal de CiU en Girona, en esta otra, como acompañante de Puigdementoi en el extranjero, se ha limitado a ejercer más el papel de confidente y amigo. Instalado en Bélgica desde que Puigdemont se marchó a ese país, la incógnita ahora es saber hasta cuándo este empresario permanecerá junto al expresidente catalán en el extranjero.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado