También en directo
Ahora en vídeo

Política

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Los desplantes de Susana Díaz a Pedro Sánchez

La presidenta andaluza apoyó a Sánchez en las primarias de 2014, pero a partir de entonces su relación se ha ido resquebrajando

Los desplantes de Susana Díaz a Pedro Sánchez
 Susana Díaz y Pedro Sánchez | EFE

La ausencia de Susana Díaz en la Escuela de Buen Gobierno del PSOE no es el primer plantón de la presidenta andaluza al secretario general de su partido, Pedro Sánchez. Más bien, da continuidad a una tendencia, una manera de actuar de una de las personas fuertes en la familia socialista.

Muy lejos queda aquella primavera de 2014 en la que Díaz apoyó con sus avales a aquel diputado raso llamado Pedro Sánchez, que venció a Eduardo Madina y a José Antonio Pérez Tapias en la carrera por la secretaría general. El apoyo de la federación andaluza fue clave, ya que supuso un tercio de los 40.000 apoyos que consiguió el nuevo líder socialista.

A partir de ahí, las relaciones se resquebrajan entre ambos líderes. Pedro Sánchez, en sus primeros meses como secretario general, aparece públicamente y a voluntad propia en programas de televisión tan dispares en contenidos como 'Sálvame', 'El hormiguero', 'Planeta Calleja' o 'Viajando con Chester'.

A esta exposición mediática responde Díaz en el diario 'El País', diciendo que no está de acuerdo con esa estrategia. Aquí llega la primera grieta. Un conflicto que se iría agrandando con los resultados electorales de las elecciones generales (repetidas) de diciembre de 2015 y junio de 2016. El PSOE saca 90 y 85 diputados respectivamente, y todas las críticas se centran en Sánchez. El momento culmen llega en octubre de 2016, cuando el Comité Federal se disuelve y fuerza a dimitir al secretario general. Parecía que Susana Díaz había ganado la batalla... pero Pedro Sánchez no se rindió.

Cuando todo apuntaba a que las primarias que convocó la Comisión Gestora las iba a ganar Susana Díaz, el madrileño se las volvió a llevar, con diez puntos más que la andaluza.

Su vuelta a la secretaría general llevó a otro desplante. Fue en junio de 2017, en el Congreso Federal del nuevo PSOE en el que Sánchez hizo un equipo a su medida, sin integrar a su rival ni a otros barones del partido. En respuesta, Díaz abandonó, junto a la delegación de Andalucía que le acompañaba, la votación en el plenario del proyecto del futuro PSOE de Pedro Sánchez.

El último plantón antes de la ausencia de la presidenta andaluza en la Escuela de Buen Gobierno tuvo lugar hace apenas un mes. El Comité Federal socialista se reunió el 17 de febrero para aprobar las normas internas que refuerzan el poder de Sánchez. A ese encuentro Díaz faltó por, según ella, un acto institucional en Mengíbar (Jaén), una excusa similar a la manifestada en esta ocasión: un acto de la Junta en esa provincia, además de actos programados en Sevilla. La tensión continúa en Ferraz.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado