RELIGIÓN

El PP reclama la intervención urgente de las instituciones para evitar el cierre de San José de Calasanz

Las Hijas de la Caridad, tienen prevista su salida de Lorca el próximo 1 de septiembre.

Las hermanas, sacaban adelante los diferentes programas de atención social a menores con riesgo de exclusión social y mantendrán sólo el programa ALCA, para el próximo curso

Audio

COPE LORCA

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:47

Las Hijas de la Caridad, que hasta el momento sacaban adelante los diferentes programas de atención social a menores en riesgo de exclusión social, tienen prevista su salida de Lorca el próximo 1 de septiembre, manteniendo sólo el programa ALCA (Alternativa a la Calle) durante el próximo curso. 
La edil del PP en el Ayuntamiento de Lorca, Mayte Martínez ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación para hablar de "una noticia pésima para todos los lorquinos, como es la salida de las Hijas de la Caridad de nuestra ciudad el próximo 1 de septiembre, ya que no pueden seguir atendiendo los servicios que hasta el momento venían desarrollando en las instalaciones de San José de Calasanz. Es un hecho lamentable ante el que las distintas administraciones no se pueden quedar de brazos cruzados, puesto que desde el Partido Popular exigimos que se establezcan todas las medidas oportunas desde el sector público y las instituciones religiosas para que los programas que se estaban llevando a término en dicho inmueble puedan continuar."

Martínez ha indicado que "de momento ya tenemos confirmación de que sólo se mantendrá activo el programa Alca, gracias a que desde el Partido Popular este año mostramos nuestro compromiso decidido en las instalaciones de San José de Calasanz, multiplicando por 6 la ayuda municipal, alcanzado los 30.000 € de aportación municipal. Estamos hablando de un centro ubicado entre la Ramblilla de San Lázaro y el barrio de San Pedro, donde se desarrollan múltiples proyectos de asistencia a familias en situación de riesgo de exclusión por parte de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, enmarcado en la obra social Santa Luisa de Marillac."

La edil del PP ha destacado que "tenemos constancia de que, al menos, las familias de un centenar de menores en grave riesgo de exclusión social están a día de hoy a la espera de saber qué va a pasar con este asunto, que nosotros consideramos de absoluta prioridad, habida cuenta de su extraordinario beneficio social, contrastado a lo largo de tantos años de dedicación por parte del citado colectivo. A ellos hay que sumar una lista de espera que ronda las 60 familias. Lo que queremos es que se arbitren los mecanismos oportunos para que los programas sociales no cesen, y para que el propio edificio no se cierre, ya que el paso del tiempo contribui-ría a la degradación del centro, algo que estamos a tiempo de evitar. Dejar que estas instalaciones se cierren sería un gravísimos error para todos los lorquinos, que lamentaríamos durante muchos años. Por eso el momento de intervenir, y con urgencia, es ahora mismo. Tenemos que trabajar juntos y a contrarreloj."

El Proyecto “Renacer” se llevaba a cabo con el colectivo de mujeres jóvenes en riesgo de exclusión social que recibían diferentes actividades formativas y de adquisición de habilidades sociales. Con este proyecto estamos hablando de ofrecer nuevas oportunidades y alternativas eficaces de ayuda a madres adolescentes y chicas jóvenes precisamente cuando estas más lo ne-cesitan.

El caso concreto de las Hijas de la Caridad es un modelo de entrega, sacrificio personal y vocación de servicio a los lorquinos que este municipio no va a olvidar nunca. Llevan trabajando por asistir a nuestros ciudadanos 108 años.

Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, también conocidas como Hermanas de la Caridad, son una congregación religiosa católica femenina fundada el 29 de noviembre de 1633 y dedicada al servicio corporal y espiritual de los pobres enfermos. En Lorca su historia comien-za en 1911 cuando se constituye la Asociación de San José de Calasanz, “Protectora de Niños abandonados”, posteriormente, en 1931 la Asociación entrega la obra a la Compañía de las Hijas de la Caridad, que se encargaría directamente de los niños. En 1999 se puso en marcha el Pro-yecto “Alca”, tras un análisis de la realidad de los menores en el barrio de San Pedro, que consta-tó que muchos menores en edad escolar se encontraban en la calle en el horario extraescolar, pues muchos padres trabajaban en el campo. En 2014 entró en funcionamiento el Proyecto “Re-nacer”, una herramienta de gran utilidad para la integración social de las mujeres jóvenes en nuestra ciudad.

Lo más