Aldaya,paga y calla

Los empresarios víctimas de ETA eran cosificados porque generaban riqueza social como señala el Doctor en Derecho por la UPV Juan José Älvarez

Audio

Santiago Ruiz de AzúaPaís Vasco

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:15

A lo largo de su historia ETA asesino a 33 empresarios, secuestro a 86 y envió más de 10.00 cartas exigiendo el llamado “ impuesto revolucionario”  Datos que según el Doctor en Derecho por la UPV Juan José Álvarez “ te hacen mirar hacia atrás y preguntarnos cómo pudimos soportar y tolerar una desviación ética de este nivel”.

Reflexiones que se recogen en el libro 'Los empresarios y ETA,Una historia no contada'

En el caso de la persecución a la clase empresarial, lo más execrable del discurso revolucionario de la banda terrorista se mostraba en “ pura mafia”. Era pagar para que a partir de esos ingresos, poder seguir matando, estigmatizando, amedrentando, asesinando..

El profesor Álvarez apunta como en el caso de los empresarios “ siempre había una supuesta razón para la cosificación de las víctimas: generaban riqueza social. Aldaya, calla y paga es un buen ejemplo de la desviación ética que vivía la sociedad de aquellos años”.

El miedo y la soledad vivida por el empresariado se reflejaba en la proliferación de apartados de correos que se contrataban por aquel entonces.” Mucha gente quería evitar que la carta llegara al buzón de casa” Cartas que en muchas ocasiones llegaban al empresario con un remitente conocido “ que era otra manera de demostrar por parte de la banda terrorista que tenían perfectamente controlado al destinatario”

El catedrático de la UPV se pregunta en esta entrevista cómo pudieron soportar los empresarios esta situación a la que en muchas veces se añadía la judialización del pago convirtiendo a los empresarios en supuestos partícipes o colaboradores de ETA.” Que alguien pudiera ver en los pagos un gesto de no heroicidad y de colaboración con los terroristas, revela el estado en el que se encontraba la sociedad”

“ Ni antes, ni ahora ni nunca, estigmatizar al diferente, amedrentar, asesinar, extorsionar, secuestrar es soportable. Es inadmisible, intolerable y hacerlo bajo los supuestos de una razón superior no impide que se le tacha de actitud mafiosa que es lo que era”

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar