Un vídeo muestra la inseguridad creciente a las puertas de la discoteca Lola de Vitoria

Lo han grabado los vecinos, hartos de las broncas semanales. El PP pide a Urtaran presencia policial permanente las noches de viernes y sábados.

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:54

Los vecinos del entorno de la discoteca Lola, ubicada frente a la estación de Renfe, no pueden más. Las broncas a la puertas de este centro de ambiente latino se producen ya todos los fines de semana. Esta pasada Nochevieja los afectados por esta situación grabaron un vídeo en el que se aprecia como los agentes de la policía, mientras son insultados, reducen a varias personas que se habían visto involucradas en una agresión con un cuchillo de grandes dimensiones. Uno de los allí presentes advierte de que ha habido un apuñalamiento. Esta es una de las últimas agresiones. Pero la más multitudinaria se produjo el pasado mes de abri tras el cierre de la discoteca. Fue una auténtica batalla campal en la que 150 personas atacaron a agentes de la Ertzaintza y la Policía Local con una notable agresividad a lo largo de la céntrica calle Dato desde la plaza de la estación de tren.

Desde entonces los altercados se producen todos los fines de semana a cualquier hora de la noche. Los 300 vecinos afectados han pasado del hartazgo al miedo, no quieren cruzar esa zona de conflicto al entrar o salir de sus viviendas (los portales 40, 42 y 44 de Dato y el número 24 de Manuel Iradier). Hoy el PP ha denunciado la situación tras hablar con ellos y ha anunciado que exigirá al gobierno de Gorka Urtaran este miércoles un plan especial de seguridad que garantice presencia policial permanente en las noches de los viernes y los sábados. La portavoz popular en el Ayuntamiento de Vitoria, Leticia Comerón, asegura que “no se puede permitir que continúen estas agresiones, peleas broncas y gritos cada fin de se semana a cualquier hora de la noche”. Entre las medidas que reclamarán en la Comisión de Seguridad Ciudadana figuran también otras encaminadas a paliar el exceso de ruido y de suciedad en los aledaños de la discoteca.

Lo más