REAL SOCIEDAD

Fue sin querer queriendo

La Real Sociedad explica el acuerdo de patrocinio con la compañía Goodball

Asamblea de la Real Sociedad

Marco Antonio SandeDonostia

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13 dic 2019

El Chavo del 8 era una serie cómica mexicana de los años setenta. Entre sus personajes más entrañables estaban el Chavo, la Chilindrina, el profesor Jirafales, el señor Barriga... Una de sus frases míticas era la de "fue sin querer queriendo". La soltaba el Chavo del 8 cada vez que hacía una trastada, que no eran pocas. Pues eso es más o menos lo que ocurre con Goodball y la Real Sociedad. Hace un año el Consejo planteó a los socios que votasen si querían que la camiseta txuriurdin estuviera patrocinada por una casa de apuestas. El resultado fue rotondo: 5.715 socios votaron que no, y sólo 841 que sí.

El pasado mes de septiembre, previa negociación masticada, el club guipuzcoano anunció a bombo y platillo el acuerdo de patrocinio principal entre la Real Sociedad y Goodball. Según nuestras informaciones, 1,5 millones por temporada. Lo primero que hicieron los curiosos fue entrar en la página principal de la compañía y toparse con varios detalles: empresa afincada en Singapur (la última aventura oriental con Qbao no había dejado buen recuerdo) y pantalla del dispositivo repleta de apuestas deportivas.

Se buscaron explicaciones y llegaron por el canal habitual... "Goodball recopila toda la información y estadísticas de fútbol más recientes de los principales medios de comunicación deportivos mundiales. Basándose en las noticias favoritas de los usuarios y en el análisis estadístico, la inteligencia artificial (IA) se utiliza para evaluar e integrar estos hallazgos con el fin de ayudar a mejorar la experiencia interactiva con otros aficionados del fútbol durante las transmisiones en vivo". Desde el departamento de comunicación se matizaba que "el objeto principal de Goodball no era el patrocinio de actividades deportivas, sino dar soporte e información a estas compañías". Desde la planta noble se insistía, "es una plataforma interactiva de medios deportivos innovadora, de reciente creación y de entretenimiento social". Hoy seguirán las explicaciones, muchas, para acabar concluyendo de la forma más cómica y genial: fue sin querer queriendo.

ACTUALIZACIÓN, jueves 12 de diciembre.

Una vez celebrado el acto de promoción (jueves 12 de diciembre) los responsables de GoodBall negaron «categóricamente» cualquier vinculación con las casas de apuestas. El presidente de la Real, Jokin Aperribay, destacó que el acuerdo, del que no ha ofrecido cifras, se ha cerrado por una temporada, pero confía en que "dure mucho tiempo". 

La presunta relación con las apuestas deportivas de GoodBall había despertado algunos recelos entre los socios, que el pasado martes, en la Junta de Accionistas, pidieron explicaciones a Jokin Aperribay sobre un extremo que hoy aclaró el responsable de la empresa, Pablo Ardanaz, presente en el acto.

Este aspecto resulta muy importante para los socios del club, ya que la Real Sociedad es el único club de primera que no acepta llevar publicidad de casas de apuestas por decisión de los propios socios, que fueron consultados por el Consejo de Administración hace un año.

"La Real nos puso clarísimo el tema de las apuestas deportivas y lo desmentimos categóricamente. Las leyes en China o en Singapur prohíben las casas de apuestas o incluso links externos relacionados con las apuestas", aclaró el directivo del nuevo patrocinador realista, muy satisfecho con el acuerdo con el club txuriurdin.

"Queríamos un partner (socio de negocios) como la Real Sociedad, tan innovador como nosotros, aprovechar sus redes sociales, proyectos..." señaló Ardanaz, que desveló que el elemento diferenciador de su negocio con otras plataformas deportivas es "la inteligencia artificial" que le convierte "en una Wikipedia del fútbol".

Lo más