• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

El Real Madrid tendría que pagar 4 millones por llevarse a Odegaard

Aperribay y Florentino pactaron una cesión con cláusula de compensación para cumplir los dos años de cesión.

Martin Odegaard, jugador de la Real Sociedad

Deportes COPE Gipuzkoa

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 10:55

Odegaard le está costando a la Real Sociedad dos millones de euros por temporada, pero es sin duda una de las mejores inversiones deportivas de lo últimos tiempos. Se trata del precio por campaña pactado por Jokin Aperribay y Florentino Pérez para que la joya de Dremmen se cueza a fuego lento en los prestigiosos fogones de Zubieta. Según ha podido saber la Cadena COPE, en el contrato de cesión de Martin Odegaard hay una cláusula de compensación establecida entre las partes: Si el Real Madrid decide llevarse al pelotero noruego antes de que expire lo acordado, tendrá que abonar 4 millones de euros a la Real Sociedad.

Desde que Martin eligió al club txuriurdin todos saben que su destino está en el club de Concha Espina, sin embargo, su sensacional arranque de campaña ha acelerado las ansias del pueblo, y como suele ser habitual en los chiringuitos futbolísticos, más de uno comenzó a apoyarse en suposiciones para marcarle en la frente sólo un año de caducidad en Donostia.

Fue Emilio Butragueño, Director de Relaciones Institucionales del Real Madrid, y otrora genio imberbe del fútbol, el que enfrió el asunto durante el pasado fin de semana, explicando que «Odegaard necesita seguir madurando». Sentencia demoledora para potenciar la teoría que defiende el muchacho cada vez que se enfrenta a una entrevista y le preguntan por su futuro: «jugaré dos años en la Real Sociedad», concluye con un sutil toca y vete.

Otro al que no le ha quedado más remedio que entrar en el tema ha sido a Zidane. De él depende en gran medida el regreso del mediapunta txuriurdin. Cuestionado tras el 3-1 en el Bernabéu, respuesta de manual: «Le veo bien, pero hoy es jugador de la Real Sociedad». El francés siempre ha sabido terminar bien las jugadas…

Lo más