Boletín

VOX propone la creación de una oficina de captación de inversiones

El objetivo es que Menorca vuelva a ser atractiva para la inversión.

voxnuria

Cope Menorca

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:46

VOX propone la creación de una oficina de captación de inversiones con el objetivo de que Menorca vuelva a ser atractiva para la inversión, tanto foránea como local, con el objetivo de atraer proyectos que generen riqueza y puestos de trabajo.

La izquierda, con sus prohibiciones, intervencionismo, trabas burocráticas y su no a todo, está ahuyentando la inversión y está condenando a Menorca a ser la cenicienta de Baleares.

Hemos de buscar inversiones en distintos campos, aparte del turismo, para diversificar nuestra economía, en nuevas tecnologías, deporte, cultura, industria, etc.

Los cuatro años de gobierno de izquierdas en el Consell insular de Menorca se han caracterizado por la parálisis en la gestión, las prohibiciones, el intervencionismo más exagerado y las trabas burocráticas. Las consecuencias están siendo la ralentización de la economía y la huida de la inversión.

Si en el año 2009 había 1.168 menorquines viviendo fuera de la isla, hoy son 3.137. Es evidente que Menorca no está generando las oportunidades suficientes para frenar esta fuga de talento que, además, en los últimos años, se ha disparado.

Menorca ha perdido fuelle, ha perdido posiciones, respecto a otros lugares de España. Se ha convertido en una isla poco atractiva para la inversión. De hecho, se están perdiendo muchos proyectos precisamente por la excesiva burocracia y la lentitud de la administración.

“Proponemos la creación de una oficina de captación de inversiones, que pueda atraer, canalizar y ayudar a aquellas personas o empresas interesadas en desarrollar proyectos de inversión en Menorca. Se tiene que acabar la política del NO a todo o que cualquier trámite se convierta en una carrera de obstáculos. Vamos a ayudar, a fomentar, la inversión en Menorca”, ha dicho Núria Pons, número de VOX en la candidatura al Consell insular.

En el Consell insular se hace necesario cambiar, de forma profunda, el funcionamiento del departamento de urbanismo, convertido hoy en un auténtico cuello de botella, que está provocando el bloqueo de muchos proyectos. Derogar leyes, simplificar procesos, agilizar trámites, serán las principales obsesiones de VOX, si tiene capacidad de gobierno. El objetivo es que la administración ayude a quienes quieren invertir en Menorca y no, como ahora, que la izquierda los ve como enemigos y los demoniza.

“Hemos de poner la administración al servicio de las personas. La administración tiene que estar para ayudar, no para generar problemas o poner palos en las ruedas, como ahora. Menorca necesita a gente interesada en invertir, en generar actividad y puestos de trabajo. Y es bueno que estas inversiones sean en campos diversos. Tenemos que empezar, de verdad, a encontrar proyectos en nuevas tecnologías, en el sector industrial, en temas culturales, deportivos, etc. El cambio de modelo productivo que propugnaba la izquierda ha quedado reducido a la nada. VOX va a pasar de las palabras a los hechos”, ha dicho para concluir Núria Pons.

Lo más