• Lunes, 20 de mayo 2024
  • ABC

COPE

Noticias

Vidas marcadas por el naufragio: “Nosotros hablamos porque ellos ya no pueden hacerlo”

Eugenia, Kevin, Noemi, Jeanette y Marluz son las otras víctimas del Villa de Pitanxo.

COPE viaja hasta Marín, Pontevedra y Vigo para entrevistar a familiares de los muertos y desaparecidos en peor naufragio español de los últimos 40 años.

Villa de Pitanxo: Familias marcadas por una tragedia

COPE viaja hasta Galicia para hablar con familiares de la tripulación del Villa de Pitanxo.

Israel Remuiñán

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 15 feb 2024

El Villa de Pitanxo naufragó en las costas gélidas de Terranova el 15 de febrero de 2022.

Partió del puerto de Vigo solo unos días antes con la intención de llegar al Atlántico Norte para faenar. Iba a ser una de las mareas más cortas de este barco marinés, pero la realidad es que nunca volvió a su puerto.

El naufragio se llevó por delante la vida de 21 personas y 12 cadáveres ni siquiera llegaron a recuperarse.

Padres, maridos, hermanos, hijos, de nacionalidad española, peruana, ghanesa... Fue una auténtica tragedia que dejó marcadas para siempre decenas de vidas, familias enteras destrozadas por el peor naufragio español de los últimos 40 años.

En este Informe COPE que se publica hoy se recogen los testimonios de aquellos que han deseado participar. Israel Remuiñán ha hablado con ellos. “Nosotros hablamos porque nuestros familiares ya no pueden hacerlo”, asegura Noemi, esposa de uno de los desaparecidos.


Marluz, esposa de Edwin Córdoba

Había partido de Vigo solo unos días antes con 24 tripulantes a bordo. Tres de ellos formaban parte de la misma familia, los More. Eran de origen peruano y Daniel era el mayor de ellos. Le acompañaban sus dos sobrinos, Diego y Edwin.

Las últimas imágenes tomadas a bordo del Villa de Pitanxo fueron grabadas precisamente por Daniel More.

Las envió a su familia por Whatsapp justo cuando el pesquero salía del puerto de Vigo. Se puede ver la cubierta del barco y a algunos marineros trabajando a bordo. Iba a ser una de las mareas más breves del Villa de Pitanxo, el objetivo era llegar hasta las aguas del Atlántico Norte y regresar en poco más de un mes.

Daniel saluda a su sobrino Diego, era la primera vez que embarcaba en el Pitanxo y tenía solo 24 años.


Vídeo



El otro miembro de la familia era Edwin. Tenía solo 29 años cuando se subió al Villa de Pitanxo. El último recuerdo que su mujer Marluz tiene de él es una fotografía que su marido le envió desde el Pitanxo. Se le puede ver aislado en una especie de almacén, durmiendo en un colchón en el suelo. “Tenía coronavirus y estuvo aislado durante varios días durmiendo en ese lugar”, confiesa.

Marluz recibe a COPE en su casa de Vigo. Aprovecha que sus hijos están en el colegio para atendernos. Son cuatro niños de los que ella se hace cargo ahora con la ayuda de su madre y otra familiar. A Marluz le cuesta hablar pero está convencida de hacerlo. Pide conocer la verdad y que se haga justicia.


Audio



Eugenia, madre de Ricardo Arias

Eugenia habla con la cadena COPE en el puerto de Marín. Recibe a la radio en el muelle que tantas veces paseó con su hijo Ricardo. Él era un hombre de mar experimentado y que había vivido de todo en las mareas. Incluso llegó a ser el único superviviente de un naufragio en el año 2000. El Arosa se hundió el Gran Sol llevándose por delante la vida de 12 personas. Eugenia recuerda perfectamente la sensación de ver a su hijo por la televisión contando cómo se había salvado. “Es una sensación extraña. Sientes alegría, pero al mismo tiempo con la pena de todos aquellos que ya no están”, confiesa.

Pero Eugenia cuando 22 años después Eugenia recibió la noticia del Pitanxo, tuvo claro que no sucedería lo mismo. Las aguas de Terranova son extremadamente complicadas y gélidas. Si alguien cae al mar en ese lugar, apenas puede mantenerse unos minutos con vida. Su hijo es uno de los 12 desaparecidos. “Enterarse por las redes sociales de que tu hijo ha muerto es muy duro. Yo ni siquiera pude despedirle, ni darle un beso. Sin tener el cuerpo es como si creyeses que no está muerto. Ricardo era un niño que llenaba la casa, de los hijos que tengo era el más cariñoso”, relata emocionada.


Audio



Kevin, hijo de Fernando González

“Este es el lugar en el que mi padre me enseñó a nadar”, cuenta a COPE Kevin mientras pasea por el muelle de Loira. Es un lugar tranquilo a pocos minutos de Vigo y que a Kevin le trae miles de recuerdos. De hecho, se emociona en varias ocasiones recordando a su padre: “días antes del naufragio, mi hermano me había regalado un cupón para hacerme un tatuaje y yo decidí tatuarme un cormorán”. Su padre siempre le hablaba del cormorán, de ese pájaro que se sumergía por completo en el mar para pescar y después de un tiempo salía de nuevo a la superficie. Cada vez que veía un cormorán en el mar gallego, Kevin se acordaba de su padre. Lo que Kevin no se imaginaba es que precisamente después de hacerse el tatuaje sucedería la tragedia del Pitanxo. Ese tatuaje ha adoptado un significado todavía más fuerte después del naufragio.

Kevin sospechaba que algo no iba bien en el Pitanxo porque su padre se olvidó de felicitarle su cumpleaños. “Eso es algo que nunca pasaba, siempre se acordaba de su cumpleaños, aunque estuviese faenando”, asegura. La noticia del hundimiento le dejó en estado de shock, así permaneció durante varios meses hasta que se derrumbó por completo y se vino abajo. Ahora pide justicia para las víctimas: “nosotros la verdad ya la sabemos, lo que pedimos es que se resuelva cuanto antes. Aunque mi padre nunca va a volver, yo no podré disfrutar de sentarme en una mesa a comer con él, charlar, discutir, que sus nietos puedan conocerle...”


Audio



Jeanette, hija de Edmund Okutu

Jeanette nos recibe a la salida de su instituto, en Pontevedra. Su madre Francisca la acompaña. Tiene solo 15 años, aunque al escucharla parece que es mucho mayor. “Va a perder todos estos años de vida que me quedan sin estar a mi lado, ni al lado de mis hermanos”, cuenta Jeanette. Ella asegura que al enterarse de la noticia pensó que algo así “solo pasaba en las películas”.

Su padre Edmund era de Ghana y había aprendido a pescar cuando era pequeño. La mayor parte del tiempo en Galicia había trabajado en el Villa de Pitanxo. Cuando se enteró que su padre era uno de los fallecidos no le extraño, puesto que “era un hombre muy generoso y seguro que puso a los demás por delante de él”.


Audio



Noemi, esposa de Pedro Herrera

Noemi recibe a la Cadena COPE en el salón de su casa, frente a una gran foto de su boda con Pedro. “Era diciembre, estaba faenando en la mar y me llamó un día diciendo que quería casarse. Yo le dije que esperásemos hasta junio, pero él me dijo que nos casábamos ya. Preparé la boda en una semana y fue la mejor boda del mundo”, relata Noemi emocionada. Ellos llevaban toda la vida juntos y aún les quedaba “toda la vida por delante”.

El día que el Pitanxo partió de Galicia ella fue a despedirle con su hijo Martín, de solo siete meses. Asegura que siempre iba a decirle adiós a Pedro, pero que esta vez “era diferente, con un presentimiento raro”. El último día que hablaron fue el de San Valentín: “me dijo que en uno días volvían para casa, pero ese barco nunca llegó”. Ahora pide justicia y alza la voz para que la historias de las víctimas se conozca. “Nosotros hablamos porque ellos ya no pueden hacerlo”, sentencia.


Audio


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar