Profesionales acostumbrados al confinamiento: tres meses navegando sin ver a casi nadie

Los marinos están meses sin desembarcar. En los buques mercantes mientras unos duermen otros hacen guardia

Audio

Raúl Villa es profesor de Ingeniería en la Universidad de A Coruña

A. Varela/ Cope Galicia

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:08

Son muchos los ciudadanos que están llevando mal el confinamiento decretado por el gobierno para hacer frente a la crisis del coronavirus. Horas y horas en casa, con escapadas solo para trabajar, comprar alimentos o medicinas y para pasear a los perros. Puede resultar duro no ver a los amigos y familiares o pasear por el parque, pero hay profesionales que están acostumbrados a situaciones similares o incluso bastante más duras.

Es el caso de los marinos, que pueden pasar hasta tres meses sin salir de un barco y en condiciones mucho más incómodas que las que podemos tener en nuestras casas. "Hay quien hace chistes sobre que la vida que tenemos ahora es similar a la de cuando estamos embarcados, pero realmente a bordo de un barco es mucho peor", explica Raúl Villa, marino y profesor de Ingeniería en la Universidad de A Coruña, en el campus de Ferrol.

LA SOLEDAD DEL MARINO

A bordo de un barco lo único que puede hacerse es leer, descansar y comer. "La hora de la comida es la más divertida", explica Villa. "Puede ser que en un barco ni veas a las personas", porque en embarcaciones grandes lo habitual es que  "mientras unos hacen guardia mientras otros trabajan".

Llevar ese tipo de vida es complicado, "hay que estar preparado", demás en tierra siguen pasando cosas y no es posible bajarse para afrontar, por ejemplo, situaciones familiares que puedan surgir. "Yo viví la muerte de mi padre mientras estaba embarcado", lamenta Villa. "Salía de Canarias hacia la península cuando me avisaron por satétite". Tuvo que esperar tres días para poder desembarcar y despedir a su familiar que había fallecido.

CONFORTABILIDAD DE LOS BARCOS

Con relación a las condiciones en las que viven los profesionales del mar cuando están a bordo del barco, todo depende del tipo de buque del que estemos hablando. En los pesqueros lo complicada es la convivencia con personas de muchas nacionalidades con las que hay que compartir espacio de trabajo.

"En los grandes buques mercantes se suele tener camarote individual" "yo soy un gran defensor de mejorar la habitabilidad de los barcos, no tiene sentido que en una nave enorme la gente tenta que vivir hacinada", explica.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar