Más directos

Habrá nuevo pleno en Ribeira para resolver la gestión del saneamiento y las depuradoras

El alcalde desvela en Cope de las Rías que convocará la sesión extraordinaria a finales de mes, tras trasladar el informe de la auditoría a los afectados

Ruiz Rivas

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:41

Será a partir del próximo 1 de febrero cuando el Concello de Ribeira tendrá que comenzar a pagar por el nuevo sistema de saneamiento y depuración de las aguas residuales del municipio. En una reunión celebrada la semana pasada, Augas de Galicia trasladaba al regidor el fin del periodo de pruebas, por lo que transfiere al concello la gestión de los colectores, a lo que hay que sumar la de las dos nuevas depuradoras, de Couso y Corrubedo, con un coste aproximado al 1,5 millones de euros anuales.

El problema es que ese paso del coste del funcionamiento de todo el sistema de saneamiento y depuración se produciría sin que el concello ribeirese haya aprobado el sistema de cobro en los recibos, después de que la oposición tumbara en un pleno extraordinario celebrado el pasado 30 de diciembre la propuesta del gobierno municipal. 

EN RIESGO LAS CUENTAS MUNICIPALES

De no mediar una solución antes del 1 de febrero, el ayuntamiento de Ribeira tendría que repercutir en sus arcas el coste del servicio, sin que se haya adjudicado su gestión y, por ende, su cobro en los recibos de cada vecino, negocio e industria de Ribeira. Todo un despropósito para el alcalde de la ciudad, Manuel Ruiz Rivas, que asegura en COPE de las Rías que "la oposición sigue manteniendo excusas de mal pagador" cuando apuntan hacia él como responsable de haber llegado a esta situación, aunque  más que buscar responsables "en lo que estoy es buscando soluciones".

REUNION CON VECINOS Y PLENO EXTRAORDINARIO

De ahí que insista en la convocatoria de un pleno extraordinario a finales de este mes para no llegar a una situación "que pondría en peligro todo el equilibrio financiero de las arcas municipales, remanentes incluidos". Pleno al que volverá a llevar la fórmula rechazada por algunos de los grupos de la oposición de convocar una concesión conjunta de todo el servicio "para que la depuradora de Aguiño no esté en manos de una empresa, la de Corrubedo en otra y los colectores en una tercera", lo que, según el regidor, "supondría un sobrecoste para los contribuyentes"

En todo caso, y antes de la convocatoria de ese pleno a finales de mes en el que se precisaría del cambio en el sentido del voto de alguno de los concejales de los grupos de la oposición para que la propuesta saliera adelante, se va a mantener una reunión el próximo día 22 de enero con asociaciones y vecinos afectados en la que el Concello trasladará el informe de la auditoría externa encargada por Augas de Galicia

"Si se confirma en esa auditoría que el sistema de saneamiento y depuración de aguas residuales funciona bien, como asegura la Xunta", dice Ruiz Rivas, "no hay excusa para que el pleno resuelva la recepción del servicio y apruebe el nuevo modelo de gestión, en una única adjudicación"

Veremos si los argumentos son suficienemente convincentes para que se apruebe una solución antes de que termine este mes de enero.

Lo más