• Viernes, 19 de julio 2024
  • ABC

COPE

Abre un negocio de helados en A Coruña y 60 años después tiene una crisis por este motivo: "No lo recuerdo..."

Pura y Sergio se han convertido en los dueños del carrito de helados más emblemático de A Coruña, pero después de 60 años están sufriendo un importante revés

Audio

Pura es una de las responsables del carrito de los helados de la Torre de Hércules

Noela Bao
Coordinadora Digital de Galicia

A Coruña

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:08

Galicia es considerada un refugio climático para mucha gente, pero para quien vive de la temporada de verano este 2024 siendo un poco complicado. Este mes de julio, el tiempo de playa no acaba de arrancar. En A Coruña a duras penas supera los 20 °C en las horas centrales, con cielos grises y chubascos, y eso lo están notando mucho algunos negocios en los que el calor es fundamental. Es el caso del carrito de los helados más emblemático de A Coruña. El que Pura y Sergio colocan cada año delante de la torre de Hércules.

Llevan más de 60 años con este refrescante trabajo y cuenta Pura que no recuerda un verano tan malo. Se unen muchos días seguidos de lluvia al viento que arruina las jornadas de sol: “Cuando es Nordés viene frío”, cuenta a COPE Pura.

Más allá del tópico, Pura está convencida de que “ya no solo es el clima de Galicia, ya se pasa un poquito, porque es mucho tiempo”. Recuerda algún agosto con “tiempo malo, un tiempo de aire, pero un día” y, sin embargo, “llover así tanto, desde mayo, junio y parte de julio, no lo recuerdo”.




Nadie quiere refrescarse

Con este tiempo discreto hay menos visitas a la Torre, uno de los principales atractivos turísticos de A Coruña. Por lo tanto, apenas venden helados, “muchísimos menos” son los que despachan. “Es que si el tiempo está bueno, la gente se anima al helado y pasea. Pero si llueve la gente llega con intenciones de subir a la Torre ya no van”. De hecho, algunas personas que vienen en excursiones “ya ni bajan” de los autobuses”. “Ni vendemos nosotros ni la gente que viene disfruta”, opina.

En la furgoneta, se agolpa la mercancía. Además de helados exprés, tienen alguna bebida, snacks y gominolas para la que no hay demanda, ni siquiera local. “Si hay gente vendes de todo, vendes la gominola si la tienes, vendes el agua...” y no solo a turistas, sino a la “gente de aquí” que “si hace buen tiempo sale, te coge un helado o incluso charla contigo”. Este mes, sin embargo, “casi no tienes ni con quien hablar porque la gente anda como escondida toda”.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Helados en verano, castañas en invierno

Esto lo cuenta Pura con cierta resignación. Sabe que su negocio es de temporada y depende muchísimo del tiempo que toque. Son conscientes de ello en verano pero también en los meses más fríos, porque en otoño cambian el mandil blanco por el mono azul para agitar las brasas del carrito de castañas, un negocio a cargo de su familia.

“Si empiezas con la castaña y hace mucho calor tampoco vendes”, lamenta. La demanda en esos casos escasea y el calor les hace sufrir, porque “con la brasa ya sabes”. “Si viene el tiempo bueno, pues ni vendes la castaña ni vendes el helado cuando llueve. Nosotros vivimos de las dos temporadas”, resalta.

Ahora, cada año es más difícil de predecir cuándo comienza un nuevo período climático. Sin ir más lejos, el último octubre todavía seguían vendiendo helados y retrasaron la venta de castañas porque las temperaturas llegaron a superar los 30 grados en la ciudad gallega, algo completamente inusual.





Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Linterna de la Iglesia

La Linterna de la Iglesia

Irene Pozo

Escuchar