COPE

CORONAVIRUS RESIDENCIAS

Empleados de la Asistida defienden su labor: "no es el centro de la muerte"

Las cifras de fallecidos por COVID19 en El Cuartillo de Cáceres van desde unos 76 a más de cien. Los trabajadores se "defienden" de las "injurias y calumnias" contra ellos.

Vídeo

Concentración este martes de la plataforma de trabajadores "Por la dignidad de la Asistida" a las puertas del centro cacereño de mayores.

Agencia EFECáceres capital

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:49

Los trabajadores de la residencia de mayores El Cuartillo de Cáceres, conocida como la Asistida, han defendido este martes su labor en este centro durante la pandemia y han denunciado varias “falsedades” contra ellos, pues afirman que el centro no es la “residencia de la muerte”.

Según cifras oficiales en la Asistida, ahora “libre de covid”, han fallecido unas 76 personas por coronavirus, un número que los familiares aumentan a más de una centena.

Englobados en una plataforma “Por la Dignidad de la Asistida”, parte de los trabajadores del centro se han concentrado a la entrada de este para salir al paso de lo que aseguran son “calumnias e injurias” contra ellos.

Así, han guardado un minuto de silencio por las víctimas del Covid-19 y leído un manifiesto que suscriben, según refleja, más 1.200 personas, trabajadores activos y anteriores de El Cuartillo, así como algunos familiares.

Es falso que los mayores hayan muerto solos, es falso que este centro sea la residencia de la muerte, es falso que aquí trabajen genocidas”, ha expuesto a los medios la portavoz de la plataforma, Montaña Canchal.

Además, ha señalado también como falso que los residentes hayan estado desatendidos en esta pandemia, que no se les haya cambiado de ropa o dado de comer, unas afirmaciones por las que ha mostrado su “indignación”.

La plataforma, que cuenta con más de 1.600 miembros en una conocida red social, pretende seguir dándose a conocer y no descarta realizar concentraciones de apoyo a la dirección del centro cada mes, según ha expuesto Canchal.

A su juicio, las acusaciones contra la dirección, a la que hay interpuesta una querella en los tribunales cacereños de varios familiares para que se investigue lo sucedido, “desprestigianel centro, con una edad media de sus residentes de 88 años.

“La querella contra la directora es injustificada y afecta a todos los trabajadores del centro”, han relatado en el manifiesto.

En su opinión, la dirección ha seguido “en todo momento” las directrices del SES y el SEPAD y el personal ha actuado “correctamente”, según han reflejado, de acuerdo a “los recursos” que contaban y los “protocolos existentes”, dejándose “la piel” e incluso algunos arrastrando actualmente secuelas por la pandemia, según estos.

Así, han expuesto que los hechos derivados de la pandemia no es algo solo del centro, sino que “es un problema de todo el mundo”, a la vez que mostraban su comprensión al sufrimiento de los familiares.

Hemos sido verdaderos profesionales con nuestros mayores, dándoles cariño y habiendo estado acompañándolos, y haber sido esa mano agarrada en sus últimos momentos”, han recalcado en el manifiesto.

En este sentido, han expresado que comprenden que existe libertad de expresión, pero no las “calumnias y el acoso” al que, a su juicio, han sido sometidos.

A la vez de la concentración de hoy, una de las familiares querellante contra la dirección del centro, María José García, llegaba a La Asistida a visitar a su madre con alzhéimer, y mostraba su oposición a la prensa a lo afirmado por los trabajadores.

“Les hemos dado EPIs, mascarillas, termómetros, de todo, les estamos ayudando en todo lo que podemos, pero no podemos consentir que digan que hemos dejado a los familiares ahí para que se murieran, que los estamos insultando, están en una guerra contra nosotros”, ha expuesto García, respecto a los trabajadores.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo