NOMBRAMIENTOS

Almenar, nuevo canónigo celador del Santo Cáliz, y Pons, presidente del patronato del Colegio de Huérfanos

Sustituyen ambos en esas funciones al fallecido Juan Miguel Dïaz Rodelas.

Alvaro Almenar y Vicente Pons

AVAN

AVAN

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:50

El Cabildo Metropolitano de la Catedral de Valencia ha elegido nuevo canónigo celador del Culto al Santo Cáliz al canónigo Alvaro Almenar Picallo, en sustitución de Juan Miguel Díaz Rodelas, fallecido el pasado 12 de octubre.

De igual manera el patronato de la Fundación Colegio Imperial de Niños Huérfanos San Vicente Ferrer ha designado como nuevo presidente, en sustitución de Díaz Rodelas, al canónigo de la Catedral Vicente Pons Alós.

Álvaro Almenar, de 45 años, es vicerrector de la Basílica de la Virgen de los Desamparados. Recibió la ordenación sacerdotal en junio de 2001, cursó sus estudios en la Facultad de Teología “San Vicente Ferrer” de Valencia (sección diócesis) y es Licenciado en Sagrada Teología del Matrimonio y Familia por el Pontificio Instituto Juan Pablo II. Ha ejercido su ministerio sacerdotal en las localidades valencianas de Requena, La Pobla del Duc, Ràfol de Salem y Beniatjar. Fue secretario particular del arzobispo de Valencia Carlos Osoro y es canónigo de la Catedral de Valencia desde 2014.

Por su parte, Vicente Pons Alós es canónigo archivero y bibliotecario de la Catedral de Valencia desde 2008 y profesor titular de Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Universitat de València y capellán del Centro de Internamiento de Extranjeros de Valencia. Fue comisario eclesiástico de la exposición de la Llum de les Imatges de Xàtiva. Ha sido responsable del Archivo de la Colegiata de Xàtiva y ha trabajado en la organización y descripción de numerosos archivos valencianos, entre ellos los parroquiales de Carcaixent, Ayora, Vall de Càrcer y Enguera, entre otros. Es académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia.

Juan Miguel Dïaz Rodelas falleció el pasado 12 de octubre en Valencia a los 69 años de edad. Era natural de la localidad tinerfeña de Arico Nuevo, se trasladó a Valencia donde cursó Teología. Recibió la ordenación sacerdotal en la localidad valenciana de Ontinyent en 1976 y era doctor en Ciencias Bíblicas desde 1993. Además, fue profesor de la Facultad de Teología de Valencia, así como del Pontificio Instituto Juan Pablo II y del Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas. Igualmente, era miembro de la Pontificia Comisión Bíblica, de la Asociación Bíblica Española y de la Real Academia de Doctores de España. Al fallecer era canónigo celador del culto al Santo Cáliz de la Catedral de Valencia y presidente del patronato de la Fundación Colegio Imperial de Niños Huérfanos San Vicente Ferrer.

Lo más