Boletín

Garrido y Montesinos confían en la salvación de un Castellón que "está en la peor de las situaciones"

El Castellón es colista y llama a "remar todos juntos" para evitar el descenso

Garrido y Montesinos confían plenamente en la salvación del Castellón

El máximo accionista del Castellón, José Miguel Garrido, y el presidente, Vicente Montesinos, confían en que el Castellón logre la permanencia en Segunda división "B":

Castellón de la Plana

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:43

El consejo de administración el CD Castellón ha querido mostrar este jueves su apoyo hacia la plantilla y el cuerpo técnico, confiando en lograr la permanencia y haciendo un llamamiento al entorno de la entidad “para remar todos juntos”.

El máximo accionista, José Miguel Garrido, ha reconocido la “temporada aciaga” que está protagonizando el primer equipo con solo tres victorias que le llevan a ser colista del grupo III de Segunda división “B” y situarse a seis puntos de la permanencia, aunque, pone en valor “el compromiso muy fuerte de jugadores y cuerpo técnico”, lo que le lleva a tener “confianza absoluta”.

Garrido ha advertido que "vamos a sufrir"

Por delante le quedan al Castellón diez jornadas para tratar de lograr la mitad de puntos, aproximadamente, quince puntos, para poder aspirar a evitar el descenso. Por ello, Garrido, ha advertido que “vamos a sufrir”,  a la vez que ha recordado que “a 15 de marzo nadie ha descendido, ni nadie ha ascendido”, por lo que recalca que “dependemos de nosotros mismos”.

Una de las argumentaciones que explican “la mala temporada”, como la ha calificado Garrido, la ha dado el presidente del Castellón, Vicente Montesinos, quien considera que “Castalia pesa”, por lo que la presión puede hacer un efecto negativo en los futbolistas. “Pesa porque es un escenario de Primera división y en la situación en la que nos encontramos pesa más”.

Aunque Montesinos asegura que se continúa trabajando desde el club para “planificar el futuro”, también reconoce que “estamos en la peor de las situaciones” y “el vértigo nos pone a todos un poco nerviosos”. Por ello, advierte que "puede ocurrir de todo", también mostrándose optimista porque de los diez partidos que le restan al Castellón, seis son como local y, "de los siguientes cuatro partidos, tres son en casa", por lo que considera "vital que vayamos todos a una" y ha instado a que "me gustaría ver recepciones al equipo como las del año pasado", cuando centenares de aficionados recibían a los jugadores a la llegada a Castalia.

"El año que viene jugaremos para ascender"

Para finalizar, Garrido ha querido mostrarse optimista y ha asegurado que “nos vamos a salvar en el último minuto el último partido” y que entonces “habrá tiempo para pedir responsabilidades”. "Hemos cometido errores; y somos conscientes", dejando para más adelante las consecuencias de la situación deportiva porque "habrá tiempo para pedir responsabilidades".

Incluso ha augurado que “llevaremos este club donde queremos llevarlo. Con un proyecto ilusionante”. “El año que viene jugaremos para ascender, estemos donde estemos, pro estaremos en Segundad división B”.

Lo más