COPE

Así puedes disfrutar de una Barcelona vacía este verano

La ciudad se presenta muy diferente a otros años, la falta de extranjeros ha vaciado sus calles y aliviado sus monumentos de largas colas, es momento para disfrutar

Así puedes disfrutar de una Barcelona vacía este verano

Iñigo María PalomarBarcelona

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 18:36

Si durante este verano te apetece pasarte por la ciudad condal, debes saber que quizá sea este el mejor momento: observarás una ciudad que nada tiene que ver con la Barcelona de otros años; bulliciosa, abarrotada y cosmopolita. Este verano, Barcelona, se disfruta de otra manera. Por primera vez en mucho tiempo no acudirán a raudales los turistas extranjeros, hecho que alivia de forma considerables cada rincón histórico e inhóspito de la ciudad. Paseos sin empujones y visitas sin colas, verás la Barcelona de los barceloneses. Una visita al borne se convertirá en la fotografía que cualquier vecino habría soñado; los niños jugando a la pelota, los mayores paseando entre las sinuosas calles del barrio gótico y usted, con la oportunidad única de ver una Barcelona distinta. Se te abre un abanico de posibilidades infinitas.

Si vienes en avión o en barco a la ciudad observarás, si el cielo luce despejado, el espectacular skyline que ofrece la entrada por aire o mar la ciudad, si ladeas la cabeza a la derecha y la asomas por la ventanilla de la aeronave observarás que se despliegan ante tu persona los íconos más representativos de la ciudad: la torre Glories, la playa, el Tibidabo, Collserola y, por supuesto, la Sagrada Familia entre otros.

Una vez hemos hecho efectiva la llegada tenemos una amalgama de hoteles y hostales para residir esos días que dediquemos al disfrute de la ciudad. Estos servicios han cambiado su modus operandi a causa de las medidas que se han tenido que tomar tras la pandemia: obligatoria la mascarilla y desinfectarse las manos con las soluciones hidroalcohólicas de las que dispongan.

Una vez despertemos en Barcelona habrá que coger fuerzas pues el día se prevé largo y fructífero; antes de salir acuérdate de coger la mascarilla, que es obligatoria si en la calle no se pueden respetar las distancias, hasta ahora, podría darse que ya fuera obligatoria en cualquier caso, dependiendo de la situación en la que se encuentre la ciudad cuando se visite. Para empezar, recomendaría ir al centro de la ciudad, para ello estés donde estés tendrás a disposición la red de metro de Barcelona (en la cual también es imprescindible la mascarilla) que conecta con Plaza Cataluña. Una vez hayas llegado tienes la oportunidad de observar el esplendor de la plaza y de disfrutar de esa parte de la ciudad que jamás acaba uno por completar. Por la zona, coge papel y boli, tienes, la rambla de Cataluña, que conecta la Diagonal con las ramblas de las flores que desemboca en la estatua de Colón, a la izquierda de estas, el barrio del Raval, interesante su rambla principal, a su derecha, el Barrio Gótico, un laberinto de calles estrechas, oscuras y que rezuman olor a historia haya por donde pisas. Aquí podrás encontrar lugares que guardan momentos culturales e históricos muy dispares; la plaza Sant Jaume, al este de esta, el Ayuntamiento de Barcelona, al oeste de la plaza, la Generalitat; al lado, encontraras el barrio romano, también conocido como Barcino, historia a sus pies, la ciudad que fundó el cartaginés Amilcar Barco. En el mismo barrio,

En un entorno de edificios medievales y excavaciones, en la plaza del rey, encontramos el museo que invita a descubrir la historia de la ciudad desde que se fundó en el siglo I a.C. hasta la Edad Media.La visita empieza bajando a las excavaciones que transportan a los visitantes a la Barcino romana del año 12 a.C. Acuérdate de llevar contigo la mascarilla y llamar al museo o conectarte a la web del Ayuntamiento para ver si el espacio dentro del recinto es suficiente para garantizar la distancia de seguridad. Este es un factor que deberemos tener en cuenta en todo aquello que visitemos.

La Catedral de Barcelona o La Santa Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de la Santa Cruz y Santa Eulalia la veremos cuando en la visita guiada del museo nos muestren el acueducto de Barcino, que colinda con la famosa iglesia gótica, que atilda el Pla del Seu.

Cerca de donde nos encontramos hay mil y un lugares que podemos visitar, arriba, mirando hacia plaza Catalunya, el portal del Ángel, abajo, cruzando el barrio gótico, ideal para comer, y pasando por el paseo marítimo, las playas de Barcelona, coronadas por edificios de una arquitectura insólita y bañadas por el Mediterráneo de Serrat. Miren en la web del ayuntamiento si se cumple el aforo de las playas, pues de hacerlo no te dejarán acceder a la arena ni por consiguiente al agua. Una vez en la playa tendrás que respetar los dos metros de seguridad y ser precavido a la hora de estar bajo el sol abrasador que se persona cada día de esta época del año en la ciudad.

Tras la playa puedes visitar el icono por excelencia de la ciudad, la Sagrada Familia, la famosa basílica inacabada de Gaudí. Suyos también son el parque Güell, la casa Batlló y la Pedrera entre otros. Todos ellos abiertos a fecha de hoy, menos la Pedrera. El mejor momento para visitar estos atípicos edificios es por la mañana pues la gran mayoría cierran sobre las 18:00.

Otros lugares que no nos podemos perder y que están disponibles estos días son; Montjuic, la montaña de las olimpiadas; el Museo Picasso de Barcelona, cerrado los lunes; el Mercado de la Boquería, cerrado los domingos; el Arco de triunfo, adyacente al parque de la ciudadela donde podemos ver el Parlament de Cataluña, la fachada al menos, y otros rincones de la ciudad con los que tropezarás felizmente al visitar los sitios que te recomendamos.

Y a lo que a gastronomía se refiere tienes a tu disposición los mejores restaurantes del tipo de comida que se te antoje. Aunque un Barcelonés iría sin dudarlos al Flash Flash, als Quatre Gats de Maragall y Rusiñol o al Mirablau de Avenida Tibidabo, que si es este último tu preferencia verás que al caer el sol se levantará ante ti una imagen magnífica y periférica de toda la ciudad de Barcelona, inmensa y majestuosa.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo