• Domingo, 16 de junio 2024
  • ABC

COPE

Audio

Con León Adiestra analizamos en Cope cómo ha afectado la pandemia al comportamiento de los perros

Tiempo de lectura:3Actualizado18 mar 2023

Hoy lunes en Cope León visitamos las instalaciones de León Adiestra-Marina Dog para conocer cómo ha afectado el covid-19 a los perros.

Marina Martín, gerente y adiestradora canina, explica que lo que ha pasado con los perros en pandemia, es algo que los etólogos y adiestradores han empezado a ver con la nueva normalidad, en dos situaciones sobre todo: los animales se han acostumbrado a estar siempre acompañados y ahora no soportan estar solos y en segundo lugar, tienen miedo de salir a la calle. Esto se produce porque no están socializados con el ambiente: una avenida llena de gente o a un parque canino. Hay que recordar que al principio de la pandemia el contacto entre personas se redujo al mÍnimo y estas situaciones son nuevas para el perro y al no tenerlas de referencia, para ellos son extrañas.

Para solucionarlo, en primer lugar, como siempre, hay que analizar la situación y detectar por qué el perro no sabe quedarse solo. "Podemos estar hablando de simple aburrimiento, falta de estimulación o de falta de ejercicio físico suficiente o podemos tener un perro con lo que se conoce como ‘ansiedad por separación’ que sería la consecuencia del confinamiento, que para mí personalmente es tan simple como que el perro no sabe estar solo, igual que otro perro no se sabe sentar a la orden o cualquier otro ejercicio" explica Marina.

Por tanto, una vez determinamos que el problema es el apego a los dueños vamos a favorecer la independencia del perro en todos los sentidos. Será beneficioso que duerma solo por las noches y que durante el día empiece a quedarse solo a ratos en alguna habitación; podemos dejarle la comida para que quedarse solo sea un momento positivo; podemos premiarlo por permanecer en su sitio alejado de nosotros aunque sea en la misma habitación. Los perros disfrutan mucho de tener su propio espacio y les viene muy bien tener su camita o un transportín donde descansar cuando se quedan solos y se trabajarán ejercicios donde el perro deba permanecer sentado o tumbado mientras manipulamos las puertas y lo dejamos al otro lado cada vez más tiempo.

En el caso de que nuestro perro se asuste de las personas de la calle, de otros perros o de ruidos por ejemplo, vamos a acostumbrarlo de forma progresiva a todos estas situaciones, sin forzar nunca y utilizaremos el momento de la comida y el juego para convertir una situación negativa en positiva, pero nunca premiaremos al animal por tener miedo. Hay que tener mucho cuidado con esto, "sI mi perro está temblando de miedo, yo no le puedo acariciar o dar un premio para calmarlo, pues lo estaría premiando, pero sí le puedo pedir una postura de calma, por ejemplo que se tumbe y premiarlo por hacerlo". Le estaremos haciendo pensar en el ejercicio, tolerar la situación y ayudando a calmarse con esta postura que envía un mensaje de relajación al cerebro ayudando a modificar la conducta.

Todas estas situaciones causan estrés en el perro y si se prolongan en el tiempo, el estrés se puede cronificar y aparecer la ansiedad con sus consecuencias. Por eso es muy importante tratar el problema en cuánto lo detectamos en el perro. Marina apunta que tenemos que saber que en los perros la ansiedad se muestra con síntomas tanto físicos como de comportamiento. Entre los síntomas físicos más comunes tenemos jadeos, respiración alterada, pérdida de pelo o defensas bajas, por ejemplo. Dentro de los síntomas de conducta están las estereotipias, que son movimientos que el perro repite de forma exagerada y sin sentido. El mejor ejemplo para entender qué es una estereotipia es el típico león enjaulado del zoo que no para de dar vueltas a un lado y a otro, pues esto mismo le ocurre al perro que persigue su cola sin parar, que se lame hasta hacerse heridas o que se rasca sin que le pique. Lo que el perro busca con estos movimientos repetitivos es liberar la tensión de alguna manera, es decir, no sabe gestionar la ansiedad.

Otros síntomas que podemos apreciar en la conducta son la monta a humanos, que normalmente lo asociamos a la dominancia pero en este contexto está relacionado con el estrés, agresividad hacia desconocidos, falta de autocontrol y gestión emocional entre otros.

Y para poder mostrar con más énfasis lo que causa el estrés en un perro hay que mencionar la serotonina y el cortisol, dos neurotransmisores, que actúan a nivel cerebral y cuando perro tiene ansiedad se desequilibran. Con el ejercicio y añadiendo triptófano en la dieta ayudamos al perro a reestablecer los niveles de serotonina que son los responsable de la relajación y reducimos los de cortisol, responsable de muchas alteraciones de comportamiento.

Por último Marina recuerda que ya está disponible la nueva página web de LEÓNADIESTRA.COM. Está actualizada, con un nuevo formato y con contenido sobre adiestramiento y etología, consejos y ejercicios… y cuenta con tienda donde analizan los mejores productos para perros del mercado desde correas y collares, GPS para perros hasta camas de lujo y literas para mascotas.

También puedes llamar al 648-097-400.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar