COPE

La empresa SOLUTAL en Talavera, expertos en la retirada y eliminación del amianto

El amianto fue muy utilizado en los 60, 70 y 80 y nos lo podemos encontrar en cualquier parte, viviendas, fincas, etc

La muerte del periodista José María Íñigo ha devuelto a la actualidad este importante problema

ctv-5ny-solutal

Laura Sánchez

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 13:59

Aunque ya se lleva hablando en los últimos años de la peligrosidad del asbesto o amianto, conocido como el ‘asesino silencioso’, la alarma sobre los perniciosos efectos para la salud de este material omnipresente en gran número de viviendas, naves agrícolas, ganaderas e industriales, ha saltado a los medios de comunicación tras el caso de José María Íñigo. La familia del popular presentador interpuso y ganó una demanda contra RTVE, cuya reciente sentencia reconoce como causa del fallecimiento del popular presentador su continua exposición al amianto de los estudios de Prado del Rey, lo que acabó provocándole un mesotelioma maligno epiteloide que finalmente le causó la muerte el 5 de mayo de 2018.

Un hecho que ha servido para concienciar sobre los peligros de este material y la necesidad de su retirada y eliminación de nuestro entorno. Una de las empresas que han reaccionado a esta necesidad es la talaverana SOLUTAL, que, aunque afincada en Talavera de la Reina, opera en todo el territorio nacional. Desde su división Solutal Proyectos y Obras, certificada en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto (RERA), ofrece sus servicios de ciclo completo de desamiantado, es decir, desde la retirada, traslado y gestión de cubiertas de uralita, hasta la instalación en su lugar de nueva cubierta.

En "Herrera en COPE Toledo" hemos hablado con Juan Ramón Pérez, gerente de Soluciones Profesionales de Talavera (SOLUTAL)

(PINCHA AQUÍ PARA ESCUCHAR LA ENTREVISTA)

¿Dónde se encuentra este ‘asesino silencioso’?

El amianto fue muy utilizado en los 60, 70 y 80, por lo que se puede decir que nos lo podemos encontrar en cualquier parte. Es visible en multitud de tejados de naves cubiertos con uralita, también en paredes, entrevigado de los forjados, así como en tuberías, bajantes, conducciones de agua, depósitos o en proyectados ignífugos de edificios y garajes de cientos de miles de viviendas, fincas e instalaciones particulares. Produce horror observarlo en colegios, residencias, centros de salud…

¿Tan nocivo es para la salud?

Su degradación invisible acaba pasando factura a medio y largo plazo, pues tiene un periodo de latencia lento que tarda en aparecer hasta 20 o 30 años después de la exposición a sus fibras cancerígenas, incluso aún en el caso de que ésta sea esporádica.

Con el paso del tiempo, el material se degrada y las microscópicas partículas de fibrocemento desprendidas se convierten en un serio peligro para la salud, pues pueden introducirse en nuestro organismo a través de tres vías: respiratoria (la más frecuente), cutánea y digestiva. Una vez dentro del organismo provoca la inflamación de órganos respiratorios, fibrosis o, en casos más severos, tumores cancerígenos.

Hablamos del causante de todos los mesoteliomas (cáncer de pleura, con un promedio de supervivencia en torno a 11 meses), de entre un 10% y un 15% de los de pulmón y en algunos casos de laringe o esófago. Enfermedades pueden aflorar a partir de los 20 años a la exposición a las fibras, hecho que explicaría el progresivo aumento de muertes por mesotelioma, pasando de los menos de 500 casos detectados entre 1976 y 1980 a los casi 1.400 diagnosticados entre 2016-2020 en nuestro país, un 60% más que hace 30 años, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica.

Y nada menos que 107.000 muertes anuales en el mundo. En España, las muertes causadas por la inhalación de las invisibles fibras de amianto podrían llegar a las 130.000 antes de 2050 si no se le pone remedio. Cifras que causan pavor…

Y a las que hay que poner remedio de manera inmediata. A nivel nacional, más del 70% del amianto instalado ya ha llegado al final de su vida útil. La Organización de Consumidores y Usuarios la llegan a estipular entre los 20 y 25 años. Teniendo en cuenta que la mayoría de las construcciones con amianto superan los 40 años, el riesgo de ese desgaste resulta evidente.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El dictamen del Comité Económico y Social de la UE “Erradicar el Amianto” (2015/C 251/03) establece el año 2032 como fecha tope para eliminar este material en la totalidad de edificaciones, y urge a los Estados Miembros a acelerar tanto su localización como su total eliminación.

En realidad, el objetivo prioritario es la completa erradicación de este material en 2028, estableciendo 2022 como fin del periodo voluntario en la Unión Europea. El problema de este Dictamen es que al no ser vinculante existe dejadez y falta concienciación.

El alto grado de peligrosidad que conlleva la manipulación de los materiales que contienen amianto hace necesario que esta operación sea asumida por parte de profesionales que conozcan bien los protocolos de seguridad.

Efectivamente. Se requiere de un completo equipo formado por técnicos de gestión, técnicos superiores de prevención y personal cualificado para el proceso previo a la retirada del amianto. A las labores de análisis y prospección de la instalación, mediciones y presupuesto, se suma la elaboración y gestión de documentación relativa al plan de trabajo de desamiantado que se ha de presentar a la autoridad laboral.

En cuanto a los técnicos operarios, previamente han recibido una formación específica dentro de la general de la obra, y se les dota de equipos técnicos especializados: unidad móvil de descontaminación y EPIS, tanto los específicos para el amianto como los del trabajo de riesgo de altura, como los arneses, cascos, líneas de vida…

Sobre el prejuicio de que se trata de un procedimiento caro, ¿qué tiene que decir el gerente de Solutal a los interesados en quitarse de en medio, o de encima, el amianto?

Hay que tener en cuenta que el proceso de desamiantado es complejo, por lo que he explicado anteriormente. Y para que se me entienda, no es lo mismo transportar leche que transportar uranio. El plus de riesgo y peligrosidad lógicamente incrementa algo el presupuesto. Nosotros intentamos aportar una solución integral que en conjunto resulta muy competitiva para el cliente, pues tras la retirada de tejados de lo que comúnmente se conoce como uralita procedemos a la instalación de nueva cubierta, lo que repercute en su conjunto en un ahorro evidente de costes. De todas formas, no hay nada más caro que pagar la despreocupación con la salud o con la propia vida, hay que mirarlo desde esa perspectiva.

No obstante, existen ayudas para incentivar proyectos de desamiantado, ¿no es así?

Efectivamente, dentro de los fondos europeos están contempladas ayudas en esta línea, y a nivel nacional está previsto que sean publicadas en estos meses. Por lo que ahora es el momento oportuno. Los que decidan quedarse en el punto medio de la reparación y no acometer de manera decidida el desmantelamiento y eliminación del amianto de sus instalaciones, no podrán evitar su sustitución dentro de unos años, con lo que incurrirán en un sobrecoste innecesario y, muy posiblemente, sin la cobertura de subvención alguna, al menos en los niveles que se dan ahora.

Además, el hecho de acometer el “parche” de la reparación deriva, además, en la imposibilidad de los edificios en pasar la ITE y la consiguiente pérdida de valor de las propiedades. Nosotros, en Solutal, nuestro departamento de asesoría, buscamos, localizamos e informamos a nuestros clientes de las ayudas a las que pueden acogerse.

Por otra parte, conviene advertir que el que asuma el riesgo de afrontar la retirada de amianto por su cuenta se expone a multas severas, ¿no es así?

Pues no son ninguna broma. Hablamos de sanciones que van desde 30.000 € hasta 600.000 €, tanto para particulares como para empresas que manipulen el amianto sin estar acreditadas para ello, con el certificado RERA vigente. Constituye infracción grave o muy grave el abandono de uralitas o su entrega a gestor no autorizado, pudiendo llegar a sanciones hasta dos millones de euros. Cuidado.

Para finalizar, una recomendación para aquellos particulares que quieran deshacerse de pequeñas cantidades de residuos domésticos de lo que popularmente se conoce como uralita…

Que eviten por todo los medios su manipulación y, sobre todo, la ruptura de las placas, pues es en ese momento cuando el amianto se desprende provocando la generación de micropartículas y polvo altamente nocivo y potencialmente peligroso. Si se trata de poca cantidad, deben contactar con su ayuntamiento para solicitar su recogida, y en el caso de tratarse de cantidades más elevadas, indefectiblemente se ha de poner en manos de una empresa especializada, certificada en el RERA, que es el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto.

En este sentido, desde SOLUTAL, hacemos un llamamiento a empresarios y propietarios de instalaciones con fibrocemento o uralita, a las comunidades de vecinos, etc, para que se pongan en manos de profesionales cuanto antes (independientemente de que sea Solutal u otra empresa certificada). Porque es una cuestión de tiempo, tiempo para que finalmente se vean obligados administrativamente a realizar la desinstalación y retirada y tiempo que pierden de salud y seguridad. Si al final lo van a tener que hacer bajo riesgo de sanción, pues es mejor hacerlo cuanto antes…


SOLUCIONES PROFESIONALES DE TALAVERA S.L.

C/ Paralela 311. Polígono La Floresta. Tel.: 925 96 05 45


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar