Boletín

La Consejera de Bienestar Social destaca el trabajo de Madre de la Esperanza

"El afecto, el cariño y el buen trato son sus señas de identidad"

La Consejera de Bienestar Social destaca el trabajo de Madre de la Esperanza

COPE TalaveraBlanca Bermejo

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 16:19

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha destacado la profesionalidad y generosidad de la Fundación ‘Madre de la Esperanza’ que, además de sus recursos, pone “afecto y buen trato” en su atención especializada a las personas con discapacidad y sus familias en Talavera de la Reina.

Así lo ha destacado la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, durante la visita a las instalaciones que la Fundación ‘Madre de la Esperanza’ tiene en Talavera de la Reina, que ha realizado con la consejera de Fomento, Agustina García Élez; y en la que han estado acompañadas por el delegado del Gobierno de Castilla-La Mancha en Talavera de la Reina, David Gómez; el director general de Mayores y Personas con Discapacidad, Javier Pérez; la directora de la Fundación, María Ángeles Lumbreras, y los miembros del patronato, Anastasio Gómez, Daniel León Ramos, Ignacio Rodríguez y Marta Rodandelli.

Sánchez ha querido dar la enhorabuena a esta “gran familia”, a todas las personas que forman parte de la Fundación y a sus profesionales por “poner su granito de arena para hacer de Talavera de la Reina una ciudad mejor en cuanto a la atención a las personas con discapacidad”.

La entidad atiende a las personas con discapacidad y a sus familias a lo largo de todo el ciclo vital, dando respuesta a cualquier dificultad que puedan tener, y cuenta con toda la gama de recursos hasta que la persona consigue “su inclusión sociolaboral y su proyecto de vida”, ha destacado la consejera, que también ha puesto en valor el carácter pionero de la Fundación que además de llevar 40 años funcionando se suma a los proyectos de futuro.

La Fundación ‘Madre de la Esperanza’ inició su andadura en el año 1973 y atiende a través de sus recursos a más de 350 personas al año.

Lo más