Boletín

Festividad y procesión Santísimo Cristo de la Vera-Cruz de Urda

El Santísimo Cristo de la Vera-Cruz de Urda, salió bajo un sol radiante y un baño de multitudes.

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 01 oct 2019

La Sagrada Imagen representa a Jesucristo con la Cruz a cuestas. Es una talla de la altura de una persona, donde se resalta de una manera muy especial, su cara, la expresividad de su rostro y la finura y delicadeza de sus manos. Un rostro donde se refleja la serenidad y resignación a pesar del sufrimiento; tranquilo y resignado con la carga y peso de su cruz y por donde corren unas gotas de sangre producidas por las púas de la corona de espinas. Una larga melena compuesta por una peluca natural donada por una devota, y una corona bañada de oro, cubren su cabeza.

El resto de la imagen va cubierto con un largo manto de terciopelo morado, bordado con hilo y de oro y ceñido por un cordón de color dorado. Además carga con una cruz de madera que lleva en el hombro izquierdo.

Esta imagen recibe muchos nombres, como Cristo de Urda; Cristo de la Mancha; Cristo Milagroso de Urda; Cristo con la Cruz a Cuestas; Cristo Nazareno y otros muchos más.

La Imagen es obra del imaginero Luis de Villoldo, creada en sus talleres de Toledo y entregada a la Real Archicofradía el 30 de junio de 1596. El autor recibió por su trabajo la cantidad de 400 reales de plata castellanos de la época, y en este precio estaba incluida la realización de unas andas procesionales para la imagen.

Estas andas fueron utilizadas en las procesiones de Semana Santa y en las procesiones de la festividad del Stmo. Cristo, para facilitar el traslado de la imagen. Posteriormente se construyó la carroza y un paso procesional. Es muy probable que las andas originales se conserven entre las varias que aún existen en poder de la Hermandad.

Desde su creación y hasta la actualidad, (salvo en algún que otro periodo turbulento de la historia de España), la Imagen está expuesta a la veneración del culto en su santuario.

Es tan grande la devoción a la Sagrada Imagen del Santísimo Cristo, que acuden devotos de toda la península para postrarse a sus pies y pedirle favores de todo tipo, buena prueba de ello es el lugar que existe dentro del Santuario dedicado a los Exvotos, ofrecidos por los fieles en recuerdo de algún beneficio recibido.

Como decíamos anteriormente, la Imagen del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz siempre ha estado expuesta al culto en su ermita, salvo en los siguientes periodos de nuestra historia:

La Guerra de Independencia

Es ocupada la Villa de Urda desde el año 1809 al 1812, siendo la entonces Ermita saqueada. La Sagrada Imagen permaneció oculta durante todo este tiempo en un hueco en el suelo, y en estos 3 años no hubo ningún tipo de culto en la ermita del Stmo. Cristo, al haber sido ésta cerrada y no existir ningún capellán. Durante todo este tiempo, la ermita fue saqueada y su tejado sufrió grandes daños. La Hermandad tuvo que vender gran cantidad de tierras y olivares para sufragar todos los gastos de las reparaciones.

La Guerra Civil Española

A finales del año 1936, la Sagrada Imagen es derribada desde el camarín para caer al suelo. Los restos de la Sagrada Imagen, posteriormente fueron cargados en un vehículo y tirados a una de las canteras existentes en esta Villa. Acto seguido, un cantero y vecino de esta localidad recogió los restos en un saco durante la noche y en combinación con un mecánico llamado “el Alemán”, por ser esa su nacionalidad, los escondieron en el falso techo de su taller, guardando el secreto durante toda la contienda.

En el año 1939, acabada la Guerra Civil, las personas antes mencionadas entregaron dicho saco con los restos de la Sagrada Imagen a la Junta de la Real Archicofradía, siendo enviados éstos a un taller de Imaginería religiosa a Valencia. Al poco tiempo y una vez restaurada, quedaba la Sagrada Imagen con la misma expresión que había tenido anteriormente.

El día 18 de agosto de 1939 de nuevo es colocada en su camarín, ya restaurada, donde permanece al culto hasta la fecha.

Lo más