Boletín

Pedro Sánchez dice en Cantabria que la PAC es la única vía para la supervivencia del sector ganadero

Pedro Sánchez se reune con ganareos en Cantabria

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:50

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha advertido de que el futuro del campo en nuestro país pasa por una Política Agrícola Común "realista", y en este sentido ha asegurado que "España está liderando las posiciones de defensa de una PAC fuerte en Europa", para tratar de lograr "la mejor" para el sector agroalimentario.

Así lo ha afirmado este martes en Torrelavega, tras una visita al Mercado Nacional de Ganados de la ciudad, un espacio que "simboliza el corazón ganadero" de Cantabria y "buena parte" de España.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo y líder del PSOE ha admitido precisamente que cuestiones como las que se están viviendo este martes en el Parlamento británico, con el debate y votación del acuerdo sobre el Brexit, suponen una "incertidumbre" para la nueva PAC, que ha de ser "realista" y que precisa "recursos", al ser una política "esencial" para la economía española en general y el mundo rural en particular.

Por eso nuestro país está "liderando" la defensa de una PAC "fuerte", con una estrategia que, según Sánchez, parte de una exigencia "bien clara": "que no sean los agricultores y los ganaderos quienes paguen las consecuencias del Brexit o de la emergencia de nuevas prioridades de gasto" que -ha apuntado- "pueda que tengamos también que incorporar a los presupuestos de la Unión Europea".

"Pero nunca a costa de reducir la aportación a una política tan importante que cohesiona a nuestra sociedad como es la PAC", ha avisado el presidente, a la par que ha reivindicado que "España tiene que seguir tejiendo alianzas firmes" para lograr la "mejor" política agrícola.

Pedro Sánchez ha reiterado este compromiso en Torrelavega, ante un sector como el ganadero, de "extraordinaria" importancia para Cantabria, tanto el vacuno de carne como el lácteo (que representa el 6% del total nacional), y en un acto en el que ha estado acompañado por el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno regional, Jesús Oria (PRC), el alcalde de la ciudad, José Manuel Cruz Viadero (PSOE), varios concejales de la Corporación municipal o el delegado del Gobierno y líder de los socialistas de la Comunidad, Pablo Zuloaga.

En su primera visita a la capital del Besaya -pero que no será "la última"-, el presidente ha defendido que la aportación de un sector al país no puede medirse únicamente en términos económicos como el Producto Interior Bruto (PIB), sino que hay que tener en cuenta también otros factores, como la contribución de las actividades agrícolas y ganaderas al paisaje o a la preservación de la biodiversidad.

En este sentido, ha agregado que el sector agroalimentario resulta "estratégico" a la hora de abordar "desafíos" de nuestro país, como la despoblación en entornos rurales, la soberanía alimentaria o el cambio climático, entre otros.

Aún así, y a pesar del "valor añadido" de estas actividades, Sánchez ha desgranado y destacado cifras económicas, como que el sector agrolimentario representa el 10% del PIB español anual, da empleo a más de 2,7 millones de personas, que generan una producción superior a los 100.000 millones de euros al año -dato de 2018- de los que aproximadamente la mitad están vinculados con el comercio exterior, la exportación.

Y el pasado ejercicio la renta agraria alcanzó los 30.000 millones de euros, un "récord histórico" -aunque "insuficiente" para el sector-, que demuestra, eso sí, su "dinamismo" y "competitividad", tal y como ha valorado el presidente, que ha recordado que España es la octava potencia mundial agroalimentaria y la octava de la UE.

Lo más