• Martes, 21 de mayo 2024
  • ABC

COPE

Filtros y redes sociales: la distorsión de nuestra imagen buscando un canon de belleza irreal

La construcción de un 'yo retocado' en redes como TikTok o Instagram está causando carencias en la autoestima, falta de aceptación y problemas en relaciones sociales

Audio

ANNA ABADZARAGOZA

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 17:22

Labios más gruesos, nariz mas estrecha, ojos más grandes y por supuesto ni un grano y ni una arruga. Es todo lo que pueden conseguir los filtros de redes sociales como Instagram o Tik Tok. Los filtros son cada vez más usados para retocar fotografías antes de publicarlas en estas redes. Abusar de esta práctica hace que podamos construir un 'falso yo´, una imagen de nosotros mismos alejada de la realidad y que no se parece a la que vemos después reflejada en el espejo. Este hecho está generando falta de aceptación de nuestra propia imagen real y con ello, problemas de autoestima.

"Puede haber el riesgo de ponernos estándares de belleza que distan de la realidad. Nos vemos a nosotros mismos con una imagen distorsionada y nos acostubramos a ello a través de la creación de un 'yo retocado´ que cuando lo comparamos con nuestro 'yo real´ nos puede generar ciertas inseguridades", nos ha explicado Javier Ibañez, presidente de la asociación y centro de psicología PSICARA.

ctv-5lg-javier-sicara

Javier Ibañez, presidente de la asociación y centro de psicología SICARA

Con el uso de filtros buscamos gustarnos a nosotros mismos, pero también gustar a los demás. En una sociedad en la que la exposición constante a través de redes sociales está cada vez más en auge, se impone la cultura del like, la búsqueda de seguidores y de me gustas como nos cuenta la coach, Patricia Navarro: "A nosotros mismos nos cuenta aceptarnos como somos. El problema no es solo cómo nos ven los demás sino cómo nos vemos nosotros mismos. Nos estamos acostumbrando a valorarnos en función de cuánto nos valoran los demás, nos queremos más si nos quieren más o valemos más si tenemos más likes".

ctv-kzi-coach

La coach, Patricia Navarro, en los estudios de COPE Zaragoza

"Lo que vemos en redes sociales siempre son caras bonitas pero las fotos están retocadas. El problema es pensar que lo que vemos en redes es significativo de la vida real. Vivir para las redes sociales nos lleva a perdernos otras cosas muy importantes de la vida real", afirma Javier en COPE.

"La imperfección forma parte de la naturaleza"

Esto, unido a los selfies y a un zoom que puede ampliar al máximo cualquier pequeña imperfección, ha provocado más atenciones psicológicas por falta de autoestima o por casos de dismorfia corporal en los que el paciente desarrolla obsesión con pequeños aspectos que no le gustan de su físico: "No tenemos los pies iguales, ni los dos lados de la cara iguales... Si nos ponemos a mirar nuestros cuerpos veremos cosas que no nos gustan, pero no es nada malo. La imperfección forma parte de la naturaleza"

El afán por conseguir una imagen lo más parecida posible a nuestro 'yo retocado´ deriva en más consultas de medicina y cirugía estética: "Podemos hacer que algo que no nos guste desapareza con un retoque estético, pero ese bienestar solo ocurre a corto plazo porque pronto pondremos nuestro foco en otra imperfección y podríamos entrar en un círculo vicioso".

LOS PROBLEMAS SOCIALES DERIVADOS DE LA CREACIÓN DE UN 'YO RETOCADO´

Con los filtros solo se tapan las inseguridades a través de la pantalla. El problema viene cuando hay que salir de ese mundo virtual y tener relaciones en persona, de tú a tú. "Parece que las redes sociales nos abren más a la sociedad pero nos abren de forma artificial. Cuando queremos salir a la calle y tener una relación en persona, nos encontramos con que estamos más tímidos, no tenemos soltura, no hemos practicado lo que vamos a decir 20 veces delante del espejo... Tenemos problemas para relacionarnos con los demás cara a cara. Nos hemos puesto tal filtro que no sabemos cómo va a reaccionar la otra persona al vernos en la realidad", afirma Patricia.

"Si una persona se acostumbra a proyectar una imagen de si misma basada en filtros, cuando tenga que mostrarse tal y como es, sufrirá inseguridad porque no le gustará cómo es en la vida real", nos cuenta Javier.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

EL EFECTO HALO O AQUELLO DE "LA BELLEZA ESTÁ EN EL INTERIOR"

Hay algo que debemos tener claro y es que las inseguridades siempre han existido y que todos, en menor o mayor medida, tenemos alguna. Las inseguridades forman parte de la vida porque al final todos somos perfectamente imperfectos: "Todos tenemos inseguridades en mayor o menor medida, otra cosa es que la mostremos más o menos o la tengamos más o menos trabajada. Las inseguridades forman parte de la vida".

Pero ni una cara perfecta ni un cuerpo escultural, al final el mayor secreto de belleza es la simpatía. Puede sonar a tópico pero es un reacción psicólogica y se llama el “efecto halo”. Provoca que cuando alguien nos cae tan bien que le atribuimos cualidades positivas como la simpatía o la amabilidad, acabamos vinculando a esa persona más características que nos gustan como, por ejemplo, el atractivo físico.

"La simpatía es importante para el atractivo que pueda tener una persona"

"A este respecto se hizo un experimento en la Universidad de Míchigan. Pusieron un vídeo del mismo profesor a dos grupos de estudiantes diferentes. En uno de los vídeos el profesor era muy desagradable y en el otro, era mucho más amable. Después, se preguntó a los alumnos por el atractivo físico del profesor y a pesar de ser la misma persona en los dos vídeos, los alumnos con los que había sido más desagradable lo calificaron de menos atractivo que el grupo con el que había tenido un mejor comportamiento", nos explican desde la asociación y centro de psicología PSICARA.

"Cuando una persona en una interacción social se muestra simpática es más fácil que hagamos la consideración de que tiene cualidades que nos gusta. La simpatía sí es algo importante a tener en cuenta para el atractivo que pueda tener una persona. Cuando tenemos especial cariño a alguien, le vemos de manera diferente. Ese cariño influye inevitablemente", asegura Javier.

Al final va a ser verdad aquello de que la belleza está en el interior. Y para eso, afortunadamente, no necesitamos filtros.

Síguenos también en Twitter y Facebook

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Escuchar