Boletín

LIGA 123

(3-1) El Málaga remonta en otro partidazo

Pep Biel adelantó al Zaragoza y tras el descanso los de Víctor rozan la perfección con goles de Renato, Blanco Leschuk y Adrián. Igualan el tercer puesto. 

El argentino Blanco Leschuk volvió a marcar.

Golpe de autoridad malaguista anoche en casa.

Redacción Deportes COPE Málaga

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 01:48

El Málaga va muy en serio. Incluso con un mal primer tiempo donde encajó un gol en el minuto 9, apenas necesitó un cuarto de hora de buen juego en la segunda para remontar con tantos de Renato, de Blanco Leschuk, además del postrero de Adrián. Ha llegado tarde para desbancar a Osasuna y Granada del ascenso directo, pero no para aspirar a gozar del factor campo a su favor en los 'playoffs'. Porque allí se dirigen embalados los de Víctor Sánchez después de vencer a un Zaragoza que aún deberá remar en las dos jornadas que quedan para tocar la orilla de la salvación.

Y eso que el viento sopló a favor de los maños con un tanto de Biel nacido de un saque de banda desde su defensa. Sin oposición recibió y avanzó metros Papu, encontró a Biel y este, con un quiebro de cintura a Cifu y una rosca bien dirigida, sorprendió a Munir. Tardaron casi media hora en recuperarse los locales gracias a un obús de Ontiveros que forzó por vez primera a Cristian Álvarez a sacar puños. Acusó y mucho el cuadro andaluz la ausencia del sancionado Keidi porque Mula no funcionaba en su rol y N'Diaye no podía nunca con un imperial James que agrandó su figura y manejaba como Chronos el tempo del choque. Incluso se pudo ir al descanso el Zaragoza con más ventaja si Trujillo Suárez hubiera pitado un claro penalti sobre el centrocampista nigeriano.

Necesitaba un cambio radical de imagen el Málaga, pero siguieron los mismos y el plan le funcionó gracias a una buena inmersión de Juankar que encontró en el segundo palo a Renato Santos. A partir de ahí, autopista hacia el cielo para los de Sánchez del Amo y oscuridad absoluta para los de Fernández. Porque no pasaron ni seis minutos cuando Blanco Leschuk -qué maestría la suya de espaldas a portería- aprovechó una excelente combinación entre Ontiveros y Adrián para batir a Cristian.

No hubo forma humana de frenar el vendaval malaguista, y menos cuando Pacheco regresó después de dos meses ausente. Aún llegaría un tercero casi en avalancha, donde Adrián llegó antes para firmar con un golpeo seco con la derecha desde la frontal la sentencia de un triunfo que coloca al Málaga con los mismos puntos que el Albacete, su próximo rival, y que deja al Zaragoza aún con sus deberes por hacer.