MERCADO OLEÍCOLA

¿Por qué el aceite español se vende un 60% más barato que el italiano?

Una anómala situación que sólo se explica por la especulación y los nervios de los vendedores que hacen caer la rentabilidad en España

Aceite en el supermercado

Antonio Agudo

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 10:44

Los datos son muy claros y así lo denuncia COAG: «el año 2019 comenzó con un precio medio del aceite de oliva de 2,51 euros el kilo en origen y 2,65 euros el virgen extra. Un año antes, el precio medio del aceite de oliva era de 3,56 €/kg y 3,62 el virgen extra». Mientras el aceite de Italia se vende un 58% más caro sin que la merma de producción en el resto de países olivareros o los temporales no han repercutido en una subida al alza del precio en España cuando las almazaras y molinos españoles son los que tienen que abastecer la demanda internacional. Desde el sector productor se pide tranquilidad y reflexión a la hora de vender el aceite.

Juan Luis Ávila, representante de COAG en la Interprofesional del Aceite de Oliva asegura que «en la actual coyuntura, la ley oferta-demanda nos indica que los precios tendrían que mantenerse por encima de los costes de producción, ya que el incremento de aceite de oliva previsto en España no conseguirá compensar la caída de producción en el resto de los principales países productores. Estaremos vigilantes ante las previsiones interesadas al alza que suelen surgir desde distintos agentes del sector, con una finalidad claramente especulativa»

En la semana del 1 al 7 de febrero el precio medio del aceite de oliva en origen se pagaba a 2,46 €/kg y a 2,62 €/kg el virgen extra. Son precios que se encuentran por debajo de los umbrales de rentabilidad, tal y como ya alertaba el mes pasado la Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO), que en un estudio de 2012 fijaba en 2,73 euros el coste medio para producir un kilo de aceite. Estos precios llaman aún más la atención, según COAG, «si los comparamos con los registrados en Italia, donde el virgen extra se situaba en la misma semana (5 de febrero) entre 6,10 y 6,20 euros el kilo, según los datos de la Cámara de Comercio de Bari». Y es que, tras los buenos precios registrados en la campaña 2016/2017, la campaña pasada (2017/18) destacó por una bajada de alrededor de un 24% de media. Y este año la situación no parece que mejore. El año 2019 comenzó, según el POOLred, con un precio medio del aceite de oliva de 2,51 euros el kilo en origen y de 2,65 euros por kilo el virgen extra, lo que significa aproximadamente un euro menos que un año antes, cuando el precio medio del aceite de oliva era de 3,56 €/kg y el del virgen extra, de 3,62 €/kg.

Por eso, COAG vuelve a hacer un llamamiento al sector y a la venta ordinaria de aceite por las cooperativas, para que no se venda el aceite de oliva a precios por debajo de la rentabilidad. Especialmente, porque no se dan las circunstancias para ello. Por un lado, la producción será menor a la prevista, debido al bajo rendimiento del fruto (en la provincia de Jaén, por ejemplo, se espera una producción de alrededor de 600.000 toneladas, frente a las 680.000 previstas en el aforo) y, por otro, el menor volumen de aceite que se espera a nivel internacional, con cosechas incluso un 50% menores en países como Italia.

Lo más