SEGURIDAD VIAL

El 34% de los conductores va drogado al volante

De las casi 2000 pruebas realizadas el año pasado en las carreteras de Jaén, 660 dieron positivo por estupefacientes

Accidente en autovía
Antonio Agudo
  • item no encontrado

DGT

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:55

Aquel mítico anuncio protagonizado por Stevie Wonder, un ciego al volante de un descapotable, diciendo “si bebes no conduzcas” en el año 1985 ha quedado superado por la realidad en la segunda década del siglo XXI. Aquellas exitosa campaña de la Dirección General de Tráfico, al ritmo del "Don't drive drunk", alertaba de los peligros que acarreaba mezclar alcohol y conducción y, de hecho a tenor de las cifras, beber y conducir es algo que muy pocos hacen ya eso sí parecen que han cambiado los tragos por las drogas. Estas son las preocupantes cifras que lo ponen de manifiesto y que forman parte de la memoria hecha pública por la  Comisión de Tráfico y Siniestralidad Vial de Jaén en su última reunión

En 2019 la Jefatura Provincial de Tráfico, a través de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Jaén, ha realizado1.923 pruebas, de las que resultaron positivas 661 (34,3 por ciento). Número que van en aumento en relación con años anteriores. Según el documento de la DGT “de total de pruebas practicadas 1.252 fueron pruebas preventivas, con un resultado de 421 positivas (33,6 por ciento); 392 pruebas a conductores involucrados en accidentes con 61 positivos (15,5 por ciento) y otras 279 pruebas a conductores infractores con 179 positivos (64,1 por ciento). Respecto del alcohol, los agentes de la Guardia Civil han realizado 98.294 pruebas, de las que 1.049 han arrojado un resultado positivo, lo que supone el 1,06 por ciento.

beber y conducir es algo que muy pocos hacen… eso sí han cambiado los tragos por las drogas

VÍCTIMAS MORTALES

Por otra parte hay que señalar que en 2019 se produjeron en las vías interurbanas de la provincia 393 accidentes con víctimas, en los que perdieron la vida 14 personas. En vías urbanas, se contabilizaron cinco fallecidos más. La cifra total de 19 víctimas mortales es la más baja desde 1993. En 2019 ha habido 41 muertos menos que en 2007, cuando se produjeron 55 víctimas mortales, lo que supone una reducción acumulada del 75 por ciento y se han producido 60 muertos menos que en el año 1993, cuando se contabilizaron 74 muertos (una reducción del 81 por ciento). El 2018, el número de víctimas mortales fue de 28, nueve más que en 2019. También se ha detectado que cinco de los catorce fallecidos en los accidentes registrados en vías interurbanas no hacían uso de estos dispositivos (cinturón o casco). Los informes analizados por la comisión reflejan que el año pasado se contabilizaron 13 accidentes mortales en vías interurbanas en los que fallecieron 14 personas y otras 42 necesitaron hospitalización como consecuencia de las heridas sufridas. Estas cifras suponen reducciones del 23,5 por ciento (-4) en accidentes mortales, del 36,3 por ciento (-8) en el número de fallecidos y del 27,5 por ciento (-16) en heridos hospitalizados.  Es de señalar que a lo largo del año hubo cuatro meses en los que no se produjo ninguna muerte como consecuencia de accidentes ocurridos en carretera: abril, mayo, junio y noviembre. Los peores meses fueron febrero y septiembre, con tres fallecidos cada uno de ellos.

cinco de los catorce fallecidos en los accidentes registrados en vías interurbanas no hacían uso de estos dispositivos (cinturón o casco)

CARACTERÍSTICAS DE LA SINIESTRALIDAD

Otros datos de interés aportados a la comisión se han referido a las características de la siniestralidad en la provincia. Las estadísticas señalan que este año ha vuelto a predominar un mayor porcentaje de fallecidos del sexo masculino. La proporción de varones sobre el total ha sido del 78 por ciento, frente al 68 por ciento del 2018. En cuanto a los grupos de edad, el mayor porcentaje de fallecidos se sitúa en el grupo de 25 a 34 años y en el de 35 a 44 años con cuatro fallecidos en cada grupo, seguido de los grupos de 45 a 54 años y de más de 65 años, con dos fallecidos en cada uno de ellos. No han fallecidos niños (hasta 14 años), al igual que ocurrió en 2015, 2016, 2017 y 2018. En cuanto a los siniestros por el tipo de vía, las carreteras convencionales siguen siendo las vías donde fallece el mayor número de personas (71 por ciento). Han fallecido en este tipo de vías diez personas, frente a las 17 que lo hicieron en 2018. Por el contrario, continúa la mejora de la seguridad vial en las vías de gran capacidad. Han perdido la vida en autovía cuatro personas, frente a los cinco que lo hicieron en 2018. Con respecto al tipo de accidente, en las vías de gran capacidad dos de los fallecidos en 2019 se han producido en accidentes que fueron por salida de la vía, uno por colisión por alcance y otro por atropello. En las carreteras convencionales el 60 por ciento de los fallecidos se debió a salidas de la vía y el 20 por ciento a colisiones entre vehículos. Por tipo de usuario, los datos de la Jefatura Provincial de Tráfico reflejan que se mantienen los tres mantienen los tres fallecidos en motocicleta, con respecto al año 2018. Los fallecidos en turismo (seis) son diez menos que en el año 2018. Hay un fallecido usuario de furgoneta, frente ninguno contabilizado en 2018. Se registrado dos peatones fallecidos víctima de atropello, frente a ninguno que se produjo en 2018. Los datos de 2019 también reflejan el fallecimiento de un ciclista, lo mismo que en el ejercicio anterior.

Lo más

En directo2

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar