COPE

Cabrillo, el aventurero cordobés de Palma que tal día como hoy en 1542 descubrió la Bahía de San Diego

Se le considera el conquistador de California y cada año se celebra en América un festival en su honor

Cabrillo, el aventurero cordobés de Palma que tal día como hoy en 1542 descubrió la Bahía de San Diego
Toni Cruz González
@tonicruzgon

Redacción COPE Córdoba

Córdoba

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 18:33

Un 28 de septiembre de 1542 un cordobés de Palma del Río decidió que el puerto “muy bueno y seguro” que vislumbraba desde su Nao San Salvador merecía ser explorado. Ese aventurero se llamaba Juan Rodríguez Cabrillo y acababa de marcar el destino de la que luego sería la Bahía de San Diego (ciudad que actualmente tiene casi millón y medio de habitantes). La historia de Cabrillo bien merecería una película.

Natural de Palma del Río –según dejó plasmado en 1532 de la villa de Palma de miçer Gilio, como se conocía en la época-, nació en torno a 1498 y muy joven aprendió el oficio de carpintero de ribera. Estos conocimientos le impulsaron a enrolarse en la expedición que partió de Sanlúcar de Barrameda con destino Cuba el 11 de abril de 1514.

En 1519 Rodríguez Cabrillo se sumó a la expedición de Hernán Cortés y tras la conocida como Noche Triste construye en Tlaxcala junto con el carpintero Martín López trece bergantines que fueron luego desmontados y trasladados hasta Tezcoco para participar en la conquista definitiva de Tenochitlán. El dominio del calafateado del cordobés se cree que fue clave en este éxito, porque como contó el cronista Bernal Díaz de Castillo: “como no teníamos pez para brear, ni aun los indios lo sabían hacer, mandó Cortés a cuatro hombres de la mar que sabían de aquel oficio que en unos pinares cerca de Guaxaleingo, que los hay buenos, fuesen hacer la pez. Acuérdame que fue el que llevo cargo dello e iba por capitán un Juan Rodríguez Cabrillo, que fue un buen soldado en lo de Méjico, que después fue vecino de Guatemala, persona muy honrada y fue capitán y almirante de trece navíos por Pedro de Alvarado y sirvió muy bien a Su Majestad en todo lo que le ofresció, y murió en su real servicio”.

No adelantemos acontecimientos. Cabrillo continuó colaborando en la conquista de Nueva España y asistió a la fundación de Oaxaca y luego la de Santiago de los Caballeros. En Guatemala se enriquece merced a las encomiendas de tierras y minas y regresa a España -1532- para casarse en Sevilla con Beatriz Sánchez de Ortega, hija de un acaudalado mercader hispalense. Tras las nupcias, regresó a Guatemala con nuevas concesiones y allí tuvo dos hijos varones.

Su vida en Nueva España la repartió Cabrillo entre la construcción de barcos, la minería y otros comercios variados que le ocasionaron, a veces, diversos pleitos y disputas que quedaron registrados en el Archivo de Indias.

El Adelantado de Guatemala, Juan de Alvarado, le encargó en 1540 la supervisión de la que iba a ser la mayor flota que jamás se hubiera visto en el Pacífico -trece naves-. Uno de esos barcos, el San Salvador, era propiedad de Cabrillo.

La escuadra se dividió para que tres barcos y una galera se dirigieran hacia las Molucas comandadas por Ruy López de Villalobos y cinco naves y una barcaza, descubrieran los litorales septentrionales americanos. Esta última expedición iba a estar liderada por el Adelantado Alvarado, pero éste falleció en la guerra del Mixtón. El cordobés Cabrillo iba a tener el honor de liderar esa peligrosa empresa por los fuertes vientos contrarios, las corrientes y los ciclones.

Esta expedición se enmarca en el proceso expansivo de la Nueva España que Cortés inspiró con el objetivo de descubrir si California era isla o península, si había un paso interoceánico al norte y para saber si China quedaba muy lejos.

Antes de partir, en la madrugada del 11 de septiembre de 1541, Cabrillo notificó una importante catástrofe natural desde Guatemala a la Corona española y esa información se considera -al menos así lo considera la Wikipedia- el primer reportaje que se haya enviado de un acontecimiento ocurrido en el Nuevo Mundo a Europa.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado


El 27 de junio de 1542 zarpó la flotilla del puerto de Navidad con la nave capitana San Salvador y el Victoria, más un pequeño bergantín, adecuado para explorar parajes difíciles. No sin problemas alcanzaron el puerto de Santa Cruz, doblaron el cabo de San Lucas y navegaron toda la costa occidental de la Baja California.

El 28 de septiembre de 1542 es la fecha en la que la flotilla mandada por el cordobés avista y fondea en la que luego será Bahía de San Diego y que entonces estaba habitada por el pueblo indígena kumeyaay. Originalmente, este le puso el nombre San Miguel. La bahía de San Diego y el área de la ciudad moderna recibieron tiempo después su nombre de Sebastián Vizcaíno, que cartografiaba la Nueva California para España en 1602. Los exploradores acamparon cerca de una aldea indígena que se llamó "Nipaguay" y tuvieron una misa en honor a San Diego de Alcalá.

Tras pasar por la isla de los Cedros descubrieron los puertos de San Pedro y San Diego, así como las islas de San Miguel, a las que llamaron de Posesión y Santa Rosa. En esta última Cabrillo se fracturó un brazo, lo que no impidió que siguiera capitaneando las naves.

Durante toda la expedición quedaron plasmadas referencias topográficas, botánicas y antropológicas. Por ejemplo, de los indios de San Miguel se dice que “son muy pobres, son pescadores no comen otra cosa sino pescado, no duermen en el suelo, todo su negocio y ejercicio es pescar; en cada casa hay 50 animas, viven muy apocadamente, andan desnudos” y del litoral junto al pueblo de las Canoas y sus habitantes se cuenta que “el Capitán siempre les daba muchos rescates, e toda esta costa por donde han pasado está muy poblada, traíanles mucha sardina fresca y muy buena, dicen que la tierra adentro hay muchos pueblos e mucha comida, estos no comían cosa de maíz, andaban vestidos de pellejos, y traen los cabellos muy largos e revueltos con unos cordeles muy largos, y metidos por entre los cabellos, y aquellos cordeles muchas dagas de pedernales y de huesos y de maderas: la tierra es muy excelente al parecer”.

Cerca del cabo de la Nieve un fuerte temporal les obliga a poner rumbo al sur para buscar un refugio y en noviembre de 1542 arriban a San Miguel, donde Cabrillo falleció tras infectarse la herida de su brazo, según se colige de esta referencia: “Estando invernando en esta isla de Posesión a tres días del mes de enero de 1543 falleció desta presente vida Juan Rodríguez Cabrillo capitán de los dichos navíos de una caída que dio en la dicha isla al tiempo que la otra vez estuvieron en ella, de que se quebró un brazo junto al hombro”. Se desconoce dónde fue enterrado.

Hay varias versiones sobre la muerte de este valiente palmeño, pero de lo que no queda duda es de su influencia en la expedición, ya que como homenaje póstumo los expedicionarios cambiaron el nombre de la isla Posesión por el de Juan Rodríguez (actualmente se le llama San Miguel).

En España la figura de Cabrillo no es demasiado conocida -tampoco en su tierra natal-, pero en Estados Unidos centenares de calles y avenidas honran su aventura. De hecho, existe una colosal estatua en un espacio monumental en San Diego, donde también se celebra cada año el Cabrillo Festival, en el que se recrea la llegada de los descubridores castellanos liderados por el palmeño a California.

Fuente:

https://dbe.rah.es/biografias/14612/juan-rodriguez-cabrillo

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar