Más directos

Se disputará en Valencia el 29 de abril

Final vallisoletana en la Copa del Rey de rugby

Vrac Quesos Entrepinares y SilverStorm El Salvador disputarán la final de la Copa del Rey de rugby, tras imponerse a la UE Santboiana y al Barcelona, respectivamente. Quesos Entrepinares venció al UE Santboiana, por 48-13, y SilverStorm El Salvador al Barcelona por 37-20.

Imagen de la final de la Copa del Rey de ambos equipos en el Zorrilla

Imagen de la final de la Copa del Rey de ambos equipos en el Zorrilla EFE

EFE cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:23

El VRAC Quesos Entrepinares disputará la final de la Copa del Rey de rugby ante el otro equipo de Valladolid, el SilverStorm El Salvador, tras imponerse este domingo con solvencia (48-13) a la UE Santboiana en un partido que controló de principio a fin y en el que demostró su superioridad.

Los catalanes salieron con intensidad y eso se tradujo en la primera ocasión para inaugurar el casillero, aunque Esekia falló el golpe de castigo. Sin tiempo para recuperarse de ese error, la escuadra visitante no pudo reaccionar para frenar el empuje de Gavidi, que logró el primer ensayo para el VRAC en el minuto 5.

Con la transformación de Griffiths, el marcador se puso a favor de los vallisoletanos con un 7-0 y buenas sensaciones en el juego, con transiciones rápidas, buenos pases y visión para encontrar los huecos que dejaba la defensa catalana, que volvió a dejar a Carrió un pasillo que acabó en un nuevo ensayo.

Ese 12-0 aportó tranquilidad a los de Diego Merino, y la Santboiana aprovechó esa relativa relajación del rival para asediar la línea de 22 y abrir su casillero con dos golpes de castigo que pasó Esekia, para poner un 12-6 en el minuto 32.

Griffiths, en el 36, logró pasar otro golpe de castigo para establecer el 15-6 con el que se llegó al descanso, y permitía un pequeño margen de actuación a un VRAC con la máxima motivación, que dejó clara su intención de buscar la final que no pudo disputar el pasado año.

Tras la reanudación, los locales salieron dispuesto a romper el partido y, sin dar la oportunidad a la defensa catalana a que se situase en el terreno de juego, Gavidi se coló hasta la línea de ensayo para dar un golpe de autoridad.

Aunque los de Santboi no se rindieron y también supieron sacar petróleo de los errores locales, con un ensayo de Tauli, ya fue incapaz de detener el empuje de los vallisoletanos, que metieron la quinta marcha para sumar otros tres ensayos, prácticamente consecutivos para subir el 41-13 en el minuto 66.

No fue el último porque el Quesos quería más y Alberto Blanco sumó un último ensayo que, con la transformación de Griffiths, estableció el definitivo 48-13 para dar el pase a la final al VRAC.

Lo más