FÚTBOL | SEVILLA

Machín: "No se trata de revancha de la final de Copa, si no de mostrar mejor imagen"

El técnico sevillista se centró en destacar que el equipo será competitivo y alabó la reciente llegada del delantero portugués André Silva.

machin

El entrenador no define el futuro de N'Zonzi.

EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 23:16

El entrenador del Sevilla, Pablo Machín, declaró este sábado que afronta la Supercopa de España del domingo frente al Barcelona en Tánger (Marruecos) con "mucha tranquilidad y con ganas de competir".

Para Machín, que atendió a los periodistas en la ciudad deportiva del club antes del entrenamiento vespertino que tenía programado, "la palabra clave en un partido así es competir" que, para él, "significa que debes trabajar para que las circunstancias te favorezcan" porque el Sevilla se enfrenta a un "Barcelona que es especialista en ganar finales", ya que "es un superequipo con algunos de los mejores jugadores del mundo".

El preparador soriano comentó, no obstante, que los sevillistas piensan "exprimir las posibilidades que haya, puesto que el fútbol es uno de los pocos deportes en los que el equipo que es inferior puede aspirar a ganar", si bien no esconde que teme "la calidad a raudales que tiene el Barcelona".

Machín rememoró el enfado del sevillismo tras ser goleado (5-0) en la última final de la Copa del Rey porque "cuando vas a una final, lo haces con mucha ilusión. La afición del Sevilla es muy pasional y no le gustó perder como se perdió en Madrid" y ahora se presenta "no la ocasión de tomar la revancha, pero sí de dar otra imagen, de que los jugadores salgan con la cabeza alta con independencia del resultado".

El entrenador sevillista reflexionó sobre el hecho de que la Federación Española permita participar a los cuatro futbolistas extracomunitarios del Barcelona, pues el hecho de que se anuncie una "normativa un día antes de la final es cuanto menos curioso", y añadió resignado que "en los despachos se tramitan estas cosas, no en el campo".

A Machín también le "hubiera encantado que la afición disfrutase de esta final", cuyo partido se ida estaba previsto en el Sánchez Pizjuán, ya que "al sevillista le habría gustado mucho más jugar en casa" pero espera "que esos mil y pico que estén en Tánger se sientan orgullosos de su equipo".

Machín también habló sobre la llegada de André Silva. Dijo que el internacional portugués "es un delantero que dará presencia en el área porque tiene el convencimiento de que va a triunfar en el Sevilla".

El soriano relató del nuevo refuerzo que tenía otras ofertas y que el Milan quería que se quedase, "así que son importantes las ganas de venir. Ojalá sea la temporada de su consagración", subrayó.

André Silva, que llegó a Sevilla a primera hora de la tarde este sábado, pasará el trámite del reconocimiento médico y será inscrito, salvo contratiempo de última hora, para el partido de vuelta de la eliminatoria previa de la Liga Europa que los sevillistas juegan el próximo jueves el Lituania.

Machín reconoció que, "por los papeleos" de este tipo de operaciones y sin entrenarse con el equipo, existen muy pocas posibilidades de que juegue el domingo ante el Barcelona, aun que sí es probable que viaje con la expedición.

También se refirió a la situación del centrocampista francés Steven Nzonzi, quien ha mostrado su deseo de marcharse del Sevilla, para decirle que estará "encantado de alinearlo, si se entrena bien" para que en próximas ventanas del mercado alguien ponga el dinero de su cláusula de rescisión, que asciende a 35 millones de euros.

Lo más