Boletín

Real Madrid

40.000 madridistas acompañan a Hazard en su presentación en el Santiago Bernabéu

El futbolista belga, acompañado por su familia, confía en cumplir un sueño en el Real Madrid. Saludó en castellano y posó con una camiseta, sin dorsal.

Eden Hazard besa el escudo de la camiseta del Real Madrid en su presentación (FOTO: Real Madrid)

Eden Hazard besa el escudo de la camiseta del Real Madrid en su presentación (FOTO: Real Madrid)

cope.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14 jun 2019

Eden Hazard, fichaje del Real Madrid para la próxima temporada, congregó a unos 40.000 aficionados en el estadio Santiago Bernabéu para ver en directo su presentación oficial.

La presentación comenzó pasadas las 19 horas, en lo que se daba tiempo a todos los aficionados para que ocupasen un asiento en la grada del estadio. La expectación previa era comparable a la generada, hace una década, por la llegada de Cristiano Ronaldo.

Hazard ha conseguido recuperar la ilusión del madridismo, que necesita recuperarse el próximo curso después de completar una temporada sin títulos.

Mientras tanto, el club comunicó que el delantero pasó con éxito el reconocimiento médico.

Antes de vestirse de corto por primera vez, firmó junto al presidente Florentino Pérez su nuevo contrato como jugador del Real Madrid y después se hizo la correspondiente fotografía ante la vitrina de las trece Copas de Europa. Después, Florentino le dio la bienvenida en el Palco de Honor: "Hace tiempo que quería decir estas palabras, quiero dar la bienvenida a uno de los mejores jugadores del mundo: Eden Hazard. Hoy se cumple uno de los sueños de tu vida. Aquí vas a percibir que lo mejor de este mundo son sus socios, aficionados y seguidores. Agradecemos al Chelsea que haya hecho por que se cumpla tu sueño".

Hazard agradeció la bienvenida y saludó en castellano, lo que agradeció el público del Bernabéu: "Hola a todos. Tengo muchas ganas de empezar a jugar con el Real Madrid y ganar muchos títulos. Era mi sueño desde pequeño y ahora ya estoy aquí, sólo quiero disfrutar de este momento".

Después, con una camiseta sin dorsal, saltó al césped donde entregó algunos balones a la grada. El momento de máximo fervor fue cuando el belga posó unos segundos ante la prensa gráfica besando su nuevo escudo.

Lo más