Atlético de Madrid

Giménez y Lucas sufren sendas lesiones musculares

Aunque el Atlético de Madrid no ha especificado duración ni grado si ha informado de que ambos defensas sufren sendas lesiones musculares.

ATLÉTICO MADRID

Giménez, durante el partido contra el Borussia Dortmund de este martes. EFE

EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 16:02

El Atlético de Madrid ha informado este miércoles de que el uruguayo José María Giménez y el francés Lucas Hernández sufren sendas lesiones musculares, que se produjeron durante el partido de la Liga de Campeones contra el Borussia Dortmund. Ambos defensas pasaron este miércoles resonancias magnéticas para conocer el alcance de sus dolencias en la Clínica Universidad de Navarra.

En el caso de Giménez, que se retiró lesionado en el descanso del partido, se trata de una lesión en la cicatriz sobre la que ya tuvo en la musculatura isquiotibial hace aproximadamente un mes, el 3 de octubre en otro partido de 'Champions' ante el Brujas belga.

Por su parte, Lucas Hernández sufre "una lesión miotendinosa en la musculatura aductora del muslo derecho" después de haber acabado con molestias el partido.

Ambos futbolistas quedan "pendientes de evolución" según el comunicado del Atlético, que no especifica grado de las lesiones ni tiempo estimado de recuperación.

Giménez y Hernández se unen a los otros cinco lesionados del Atlético: Koke Resurrección, con un edema muscular, Diego Costa con una lesión miofascial, otra lesión muscular del francés Thomas Lemar, la recaída del montenegrino Stefan Savic en su contusión y las molestias musculares del uruguayo Diego Godín, que está entrenando en solitario y podría ser el primero en regresar.

A falta de que se confirme la reincorporación de Godín, el Atlético tiene a sus cuatro defensores centrales puros lesionados -Godín, Savic, Giménez y Lucas-, aunque el retorno de Godín podría permitirle estar en el partido de LaLiga Santander del sábado contra el Athletic de Bilbao, en el que podría hacer pareja con Francisco Javier Montero, que jugó la segunda parte.

Lo más