LaLiga Santander

La Federación Española de Fútbol argumenta su negativa a LaLiga para que se juegue un partido en Miami

La Federación desvela los detalles de la carta que le ha remitido este viernes a LaLiga, de la que ya informó Juan Antonio Alcalá en El Partidazo de COPE.

Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol

Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol

Cope.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:49

Este viernes, la Federación Española de Fútbol ha enviado a LaLiga una carta en la que no autoriza la celebración del Girona - Barcelona en Miami (Estados Unidos), tal y como adelantó Juan Antonio Alcalá.

Dicha misiva, recibida en el despacho de Javier Tebas a las 11.30 horas, se recogen hasta seispuntos con los que el organismo presidido por Luis Rubiales argumenta su decisión: 

  • La RFEF solicita a LaLiga documentación aclaratoria sobre el acuerdo firmado por esta última entidad para disputar partidos en Estados Unidos, del que se desconocen aspectos fundamentales como las obligaciones asumidas y si existe el consentimiento de los actores y clubes implicados en la competición.
  • Se informa a la Liga de que se ha elevado la consulta sobre este asunto a la FIFA y a la UEFA para conocer las posibles implicaciones que podría tener la decisión de autorizar este partido sobre la integridad y principios generales deportivos, además de posibles desequilibrios que se pudieran crear en otros territorios y si está en consonancia con las líneas estratégicas de esos máximos organismos deportivos internacionales.
  • Entre las cuestiones fundamentales a aclarar está el marco jurídico y contractual de este acuerdo, las obligaciones asumidas y los derechos de cada una de las entidades afectadas por el partido, si existen ingresos complementarios para los clubes y si estos suponen un trato de favor económico frente a los demás. 
  • Se desconoce, y se pide la documentación correspondiente, sobre los órganos que han autorizado este partido, tanto de la Liga como de los clubes, si cuenta con la unanimidad del resto de los clubes para hacerlo, y si dispone de la conformidad de los jugadores. 
  • Se indica que la modificación del lugar del encuentro podría afectar tanto a los derechos de los abonados como a los derechos audiovisuales.
  • Se advierte de que esta decisión puede modificar las normas de la competición y las condiciones de igualdad que deben cumplirse en todo momento. También se incide en que el resto de equipos, pueden verse favorecidos o perjudicados por esta circunstancia.

Ante esta situación, la RFEF ha detallado a la FIFA, a través de otra carta, su intención de no autorizar la celebración de este partido, exponiendo a este organismo internacional la situación creada e informándole de todos los detalles. 

Lo más