FÚTBOL

Ángel Garrido desconoce por qué el estadio de Vallecas no ha pasado la ITE en 6 años

El presidente regional ha declarado que a él le "toca solucionar lo que se encuentra" y que "por encima de todo está la seguridad de los aficionados del Rayo".

El estadio de Vallecas, del Rayo Vallecano

El estadio de Vallecas, del Rayo Vallecano

EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:58

El presidente regional, Ángel Garrido, ha dicho hoy que desconoce por qué la Inspección Técnica de Edificios (ITE) del estadio del Rayo Vallecano, propiedad de la Comunidad de Madrid, está pendiente desde hace seis años, pero ha recalcado que ahora lo importante es garantizar la "seguridad" en el recinto.

En declaraciones a los medios durante una visita al Hospital Gregorio Marañón para presentar las obras de reforma del centro, Garrido se ha referido al estadio de Vallecas, cerrado de forma temporal hasta la finalización de unas obras encaminadas a pasar esta ITE y que podrían prolongarse hasta mediados de octubre.

Preguntado sobre por qué esta inspección está pendiente desde hace seis años, ha respondido que desconoce por qué "desde 2012 no se ha hecho nada", aunque después ha dicho que se "han ido pidiendo informes técnicos" para acreditar seguridad en el uso del estadio.

"A mí lo que me toca es solucionar lo que me encuentro, en eso estamos. Se va a solucionar poniendo por encima de todo la garantía de seguridad de los aficionados del Rayo", ha señalado.

A continuación, ha insistido en que "sobre lo que se hizo hace seis años poco" tiene que decir porque no es "propenso a la melancolía".

Asimismo, ha recalcado que recientemente los informes técnicos de la dirección de obra desaconsejaron abrir el estadio en el próximo partido de la Liga que estaba previsto allí, el Rayo-Athletic Club de Bilbao del 1 de septiembre, que ha quedado aplazado.

"Después hay que esperar y ver cómo avanzan las obras", ha añadido.

La Comunidad de Madrid ha invertido 1,2 millones de euros en la fase inicial de la reforma del estadio del Rayo Vallecano con el objetivo de subsanar los desperfectos para poder pasar la ITE.

Los trabajos están dirigidos a mejorar la accesibilidad al estadio e incluyen actuaciones para paliar los problemas de humedades detectados principalmente en los graderíos bajos del edificio.

El estadio, inaugurado en 1976, es propiedad de la Comunidad de Madrid, que en 1989 firmó un convenio con el Rayo Vallecano para cederle de forma gratuita las instalaciones a cambio de que el club se encargara de su mantenimiento, algo que según Garrido "se ha hecho de forma deficiente".

Lo más