Copa Libertadores

Schelotto: "Que no se pueda jugar un River-Boca en Argentina es lamentable"

"Entiendo que tiene que ver con la violencia en le fútbol y no con lo decidido por los entrenadores o jugadores"

EFE cope.es

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 17:49

El entrenador de Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto, aseguró que el hecho de que no se pueda jugar la vuelta de la final de la Copa Libertadores entre Boca y River Plate en Argentina y se tenga que jugar este domingo en Madrid es "lamentable" y es "el momento de tomar medidas".

"Lo que pasó hace 15 días pasa mucho en el fútbol sudamericano y en el argentino, y es lamentable. Es momento de cambiar, que no se pueda jugar un River-Boca en Argentina es lamentable y es el momento de tomar medidas y empezar a ser ejemplo", manifestó el técnico este viernes en conferencia de prensa en la Ciudad del Fútbol de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en Las Rozas.

Tras el segundo entrenamiento de Boca Juniors en España de cara al partido del domingo en el Santiago Bernabéu (20.30 horas españolas, -1 GMT), el entrenador del conjunto 'xeneize' atendió a los medios y fue cuestionado en varias ocasiones sobre lo excepcional de que este partido haya sido trasladado a Madrid tras los incidentes del 25 de noviembre, cuando el autobús de Boca fue apedredado en su camino hacia el estadio Monumental de Buenos Aires.

"Obviamente nos hubiera gustado jugar la final en el país del equipo local, lamentablemente no se pudo en la Argentina, entiendo la situación por la cual se lleva a jugar en Madrid y es lamentable que eso suceda. Entiendo que tiene que ver con la violencia en le fútbol y no con lo decidido por los entrenadores o jugadores", dijo.

En el salón Luis Aragonés de las instalaciones de la Federación Española, el lugar más amplio de esta Ciudad del Fútbol, Schelotto reivindicó que la violencia vivida hace unas semanas daña "al fútbol argentino y a Sudamérica" ya que hace que no se hable de la realidad deportiva de dos clubes argentinos que llegaron "a lo más alto".

"Hoy deberíamos estar hablando que Boca y River pusieron a Argentina en lo más alto del fútbol de clubes en la Libertadores y estamos hablando de la violencia, lamentablemente volvimos a perder", señaló.

Barrios Schelotto reconoció que el actual "no es el ambiente normal" al que están acostumbrados previo a una final, por el desplazamiento a España y por el tiempo que hace desde la ida de la 'Bombonera', disputada el 11 de noviembre con empate 2-2.

"Jugamos el primer partido hace casi un mes, es muy extenso. No es el ambiente al que uno está acostumbrado ni el que hubiera elegido como entrenador, incluso este viaje a Europa, pero entiendo que River está en la misma situación", opinó.

Preguntado por los aficionados radicales o 'barras bravas' que han sido deportados por la justicia española al llegar a Madrid, el técnico 'xeneize' dijo que los reglamentos "están para cumplirse" y es "lógico que así suceda".

"La policía española no dejó entrar a equis personas, tendrá sus motivos y sus razones y estará reglamentado de esta manera", zanjó.

Schelotto defendió que su equipo está "enfocado en el partido" pese a la actualidad sobre la seguridad que rodeará al encuentro, ya que es algo que se les "escapa", y reiteró que le parece "lamentable" que el debate del traslado del partido y la seguridad supere a lo futbolístico.

"Como escenario, la cancha del Real Madrid me parece excelente, tomar la determinación de sacar la final de Sudamérica me duele como argentino, porque me gustaría que fuera en Argentina, pero lo que pasó hace 15 días no lo podemos aceptar", manifestó sobre el escenario de la final, el Santiago Bernabéu.

El técnico de Boca no cree que sus jugadores puedan verse afectados por jugar en el estadio del Real Madrid, sino que eso les "incentivará a dar lo mejor". "Creo que es algo más para motivarte que algo para ponerte nervioso o inhibirte", añadió.

A nivel psicológico, dijo que su equipo está "bien" y que ha tratado que no le influya a la hora de jugar y ser "nosotros mismos" en Madrid.

En cuanto a si los aficionados presentes en el Bernabéu representarán a todos los hinchas de Boca, el técnico 'xeneize' dijo que sienten el "amor increíble" de sus seguidores y que los tienen "al lado aunque estén a 10.000 kilómetros".

"Lo que ha hecho el hincha de Boca desde que se dio la final a hoy es único, es increíble, nos ha llenado de afecto y de responsabilidad este último partido, queremos ganar por el hincha", sentenció.

Lo más