Serie A | 2ª jornada

Segunda victoria de la Juve, pero Cristiano sigue sin marcar

La Juventus triunfó por 2-0 ante la Lazio, con el portugués Cristiano Ronaldo que no logró marcar en su primer partido ante su nueva afición. Nápoles se impuso al Milán. El Inter empató a dos.

Mario Mandžuki?

Mario Mandžukić marcó el segundo gol de la Juventus @juventusfc

EFE cope.es

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 27 ago 2018

Un gol del bosnio Miralem Pjanic en la primera mitad y otro del croata Mario Mandzukic en la segunda acabaron con el Lazio y permitieron al Juventus seguir con el pleno de puntos tras la victoria lograda la semana pasada en el campo del Chievo Verona.

Cristiano, que había marcado en sus estrenos como local con el Sporting Lisboa y el Real Madrid, realizó otra prestación positiva y rozó el gol en dos ocasiones claras, pero todavía tendrá que esperar para celebrar sus primeras dianas en la Serie A.

El encuentro se disputó en un Allianz Stadium completamente lleno, por el que no quedaban entradas desde hace días, y en un ambiente de enorme entusiasmo por ver a Cristiano saltar al campo con la camiseta blanca y negra del Juventus.



El Nápoles se impuso por 3-2 este sábado contra el Milan en la segunda jornada de la Serie A italiana (Primera División), en un partido espectacular en el que los napolitanos remontaron un 0-2 adverso en la segunda mitad.

El Milan tuvo una doble ventaja gracias a los goles de Giacomo Bonaventura y de Davide Calabria, pero sucumbió en la reanudación ante un espectacular doblete del polaco Piotr Zielinski y una diana del belga Dries Mertens a falta de diez minutos para el final.

El encuentro del estadio San Paolo estaba enriquecido por muchas historias particulares, ya que el argentino Gonzalo Higuaín volvía al campo de su exequipo y el técnico napolitano Carlo Ancelotti se veía las caras con el club con el que ganó cuatro Ligas de Campeones, entre su carrera de jugador y de entrenador.



El Inter de Milán volvió a tropezar este domingo y, tras caer la semana pasada en Sassuolo, no pasó del 2-2 contra el Torino, en una segunda jornada de la liga italiana en la que el Fiorentina goleó 6-1 al Chievo con el técnico del Atlético Madrid, el argentino Diego Pablo Simeone, en la grada.

El arranque de temporada sigue siendo muy amargo para el Inter, que tras un millonario mercado de fichajes veraniego esperaba salir lanzado en la nueva campaña y que, en cambio, desaprovechó una ventaja de dos goles y salió de San Siro ante la sonora pitada de su afición.



La Roma y el Atalanta empataron 3-3 este lunes en el partido que cerró la segunda jornada de la liga italiana, en el que el argentino Javier Pastore firmó un golazo de tacón para los locales, y en el que su compatriota Emiliano "Rayo" Rigoni anotó un doblete para los visitantes.

El taconazo de Pastore dio una tempranera ventaja al Roma, pero el Atalanta logró remontar y ponerse por delante 3-1, antes de que los romanos evitaran la derrota por medio de las dianas de Alessandro Florenzi y del griego Kostas Manolas.

Tras conseguir la victoria contra el Torino en el último minuto, el Roma empezó de la mejor manera el choque con el Atalanta gracias a un gran gol del "Flaco" Pastore, que se estrenó ante su nueva afición con un taconazo tras un centro del turco Cengiz Under.

Sin embargo, el Roma se medía con un Atalanta mucho más preparado a nivel atlético, ya que el equipo de Bérgamo lleva compitiendo en partidos oficiales desde finales de julio con las previas de la Liga Europa.

Y de hecho el Atalanta reaccionó con fuerza y consiguió irse al descanso por delante 3-1: el belga Timothy Castagne igualó en el 19 mientras que Rigoni lanzó al conjunto norteño con dos tantos (m.22 y m.38).

Firmó el primero tras un grave error defensivo de Manolas y a pase del colombiano Duván Zapata mientras que amplió distancias con un zurdazo tras una asistencia del croata Mario Pasalic.

Sin embargo, el Roma tiró de orgullo y, con el francés Steven Nzonzi y el holandés Justin Kluivert que reemplazaron a Bryan Cristante y a Lorenzo Pellegrini, logró una complicada remontada.

Florenzi devolvió confianza a los locales en el 60 mientras que Manolas se hizo perdonar por el error defensivo de la primera mitad y subió el definitivo 3-3 al marcador en el 80 tras una acción a balón parado.

El equipo capitalino también rozó el gol del posible triunfo en el tramo final, pero ni el eslovaco Patrick Schick ni Kluivert supieron aprovechar unas buenas oportunidades.

Lo más