Mundial Femenino

Holanda impone su jerarquía para alcanzar una histórica semifinal donde se medirá a Suecia

Los goles de Miedema y Van der Gragt en el tramo final sirvieron a Holanda para batir a Italia (0-2), por su parte Suecia remontó a Alemania (1-2).

Holanda

Holanda, campeona de Europa, se metió por primera vez en semifinales.EFE

EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:42

Holanda ejerció de actual campeona de Europa para situarse por primera vez en una semifinal mundialista y acabar con el sueño de Italia, la revelación de Francia 2019.

La selección 'oranje', que llegó a pasarlo mal durante varios momentos en el primer periodo, hizo valer a la postre su condición de favorita en la reanudación y aguarda la resolución del último encuentro de cuartos de final, entre Alemania y Suecia, para conocer su rival. El triunfo tiene también un premio añadido y de gran relevancia, la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Las pupilas de Sarina Wiegman, un tanto dormidas en los primeros 45 minutos, quizá aplacadas por los 34 grados y el sol de justicia que caía sobre el estadio Hainaut de Valenciennes, salieron con bríos renovados tras el descanso y fueron muy superiores a una Italia que se fue desfondando.

Y es que el sueño de las jugadoras de Milena Bertolini, que han completado también un Mundial histórico, duró hasta el intermedio. En la primera mitad tuvieron sus opciones, un par de ellas de Valentina Bergamaschi y otra de Valentina Giacinti, pero no las aprovecharon y lo acabaron pagando.



Suecia se tomó el desquite de la final de 2003 y apartó a Alemania de las semifinales del Mundial femenino de Francia 2019, en las que el cuadro nórdico, que añade el premio de la clasificación para los Juegos de Tokio 2020, se medirá con Holanda, verdugo de Italia.

Veinticuatro años llevaba el bloque sueco sin ganar al conjunto germano, ante el que perdió la final de EEUU con gol de oro de Nia Kunzer, pero llegaba a este compromiso en Rennes confiada en sus posibilidades, en su bloque y en la velocidad a la contra.

Ni siquiera arredraba a las pupilas de Peter Gerhardsson el hecho de que Alemania se presentaba en estos cuartos de final sin haber encajado gol alguno en el Mundial y como una de las grandes aspirantes al título pese a estar en fase de transición.

Los 31 grados no derritieron a las nórdicas. Tampoco el bello tanto inicial de Lina Magull tras un magnífico envío de Sara Dabritz, ni el dominio en el primer tramo de partido ejercido por las chicas de Martina Voss-Tecklenburg.

Lo más