Boletín

EUROPA LEAGUE

Chelsea, Nápoles, Benfica, Arsenal y Eintracht, a cuartos

El Inter no pudo superar al Eintracht de Fráncfort y dice adiós a Europa por la puerta de atrás (0-1)

EUROPA LEAGUE

Los ocho equipos clasificados para los cuartos de final de la Europa League. @EuropaLeague

EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 23:58

El Chelsea y el Arsenal confirmaron el vigor de la Premier y exhibieron músculo. Otro histórico como el Inter sucumbió en el Giuseppe Meazza ante el pujante Eintracht de Fráncfort (0-1). La cara para el fútbol italiano fue el Nápoles pese a perder en Salzburgo (3-1).

Al éxito de los clubes de la Premier en la Champions, se une la progresión del Arsenal y Chelsea en esta Liga Europa, dos de los favoritos a recoger en Bakú el testigo del Atlético de Madrid.

Los 'gunners', que habían perdido en Rennes 3-1, no tardaron en hacerse con la eliminatoria. Precisaron los hombres de Unai Emery, tricampeón de este torneo al mando del Sevilla, tan solo un cuarto de hora. El gabonés Pierre Emerick Aubameyang abrió y cerró la cuenta y sirvió, tras partir en posible posición de fuera de juego, el segundo a Ainsley Maitland-Niles.

El cuadro francés, que había sorprendido al Betis en dieciseisavos, no se rindió consciente de que un gol le metía de nuevo en liza, pero no tuvo esta vez recursos ante un rival muy superior.

Más fácil lo tenía el Chelsea en su enfrentamiento en Kiev con el Dinamo tras su triunfo por 3-0 en la ida. Su técnico, el italiano Maurizio Sarri, hizo rotaciones. No hubo problema. Los 'blues', vestidos de amarillo, se dieron un festín y lograron su triunfo más amplio (5-0) en esta competición.

El delantero francés firmó un triplete y además participó activamente en el tercer tanto londinense, obra del español Marcos Alonso al borde del descanso. Callum Hudson-Odoi, que también cuajó un gran partido, completó la cuenta.

El Nápoles de Carlo Ancelotti continúa su andadura con un sobresalto. Acudió a Salzburgo con una importante renta del 3-0 del San Paolo, a la que se añadió, justo antes del cuarto de hora, un gol más, obra del polaco Arkadiusz Milik.

El equipo austriaco, un clásico ya de este torneo. Hizo gala de orgullo y peligrosidad y no dobló la rodilla pese a que necesitaba cinco goles. Cayó, pero con honor y un triunfo por 3-1 que refuerza su proyecto.

El israelí Munas Dabbur, que a partir de la próxima campaña jugará en el Sevilla, firmó las tablas a los 25 minutos, y el noruego Fredrik Gulbrandsen (m.65) y Christoph Leitgeb (m.92) le dieron una victoria más moral que efectiva al Salzburgo ante un Nápoles que supo manejar los tiempos.

Por contra, el Inter volvió a sufrir una nueva decepción, la enésima estos últimos años, esta vez ante un Eintracht de Fráncfort que no cesa de progresar.

Uno de los delanteros de moda del fútbol europeo, el serbio Luka Jovic, aprovechó muy pronto (m.6) un grave error del zaguero holandés Stefan de Vrij, para establecer el definitivo 0-1 y la fiesta de los más de los 15.000 seguidores germanos desplazados a Milán.

El Benfica remontó el 1-0 sufrido en Zagreb ante el Dinamo, aunque necesitó la prórroga que forzó el brasileño Jonas Gonçalves a los 71 minutos. En la primera parte del tiempo añadido, las 'águilas' sellaron la clasificación con dos magníficos goles, obra de Francisco Ferreira (94) y del español Alejandro Grimaldo (105).

Lo más