Antes del partido en Anoeta

Detenidos cinco aficionados del Zenit tras una pelea con hinchas de la Real Sociedad

El departamento vasco de Seguridad ha confirmado que los cinco detenidos en los prolegómenos del Real Sociedad-Zenit son aficionados ultras rusos. 

Zenit

Los ultras rusos causaron incidentes en las calles de San Sebastián. Reuters

EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:03

Los cinco hombres detenidos en los incidentes registrados en las inmediaciones del estadio de Anoeta de San Sebastián, poco antes del partido de la Liga Europa entre la Real Sociedad y el Zenit de San Petersburgo, son hinchas rusos, ha confirmado el departamento vasco de Seguridad.

Según ha precisado esta fuente, los cinco arrestados, a los que se les imputa un delito de desórdenes públicos y otro de desobediencia a la autoridad, permanecen en dependencias policiales y aún no han sido puestos a disposición judicial.

Los altercados comenzaron sobre las 18.30 horas cuando la Ertzaintza comenzó a recibir avisos de varios vecinos del barrio de Amara, en el que se encuentra el estadio donostiarra, que alertaban de que una veintena de aficionados rusos había comenzado a pelear entre ellos en la Avenida de Sancho el Sabio y habrían lanzado algunas bengalas.

Posteriormente, sobre las 20.15 horas, tres cuartos de hora antes del partido de la Liga Europa en el que la Real y el Zenit se disputaban el liderato de su grupo, se produjo una nueva pelea entre las calles Isabel II y Carlos I del mismo barrio, esta vez entre hinchas de la Real Sociedad y del Zenit, que se saldó con los cinco detenidos ya mencionados.

Cuatro de estas cinco personas resultaron heridas y precisaron de asistencia médica, por lo que una fue trasladada al Hospital Universitario Donostia, mientras que otras tres fueron atendidas en el Cuarto de Socorro de la capital guipuzcoana. En los incidentes también sufrió lesiones de carácter leve un agente de la Ertzaintza, que presentaba varias contusiones y fue conducido a una mutua.

Más tarde, los incidentes volvieron a reproducirse ya dentro del estadio de Anoeta, con el lanzamiento de varias bengalas por parte de seguidores del Zenit a pocos minutos del final del encuentro.

La Ertzaintza mantuvo durante la tarde de ayer un importante dispositivo de seguridad en las inmediaciones del estadio y durante todo el día en el centro de San Sebastián, después de que la UEFA declarara el encuentro entre la Real Sociedad y el Zenit como de riesgo especial.

El grupo de trabajo de aficionados y accionistas de la Real Sociedad, RealSocialismo!, ha asegurado que, aunque entiende las "dificultades" del operativo para prevenir incidentes, sus "déficit" quedaron "en evidencia".

En una nota difundida, RealSocialismo! dice "entender las dificultades que conlleva un operativo" de seguridad de estas características, aunque insiste en que "los déficit del dispositivo, cuya responsabilidad comparten la Ertzaintza y la propia Real dentro del estadio de Anoeta, quedaron en evidencia con el lanzamiento de material pirotécnico" en las gradas.

Además de denunciar los "graves altercados" que pusieron "en peligro a viandantes, vecinos del barrio y aficionados", la agrupación de seguidores blanquiazules reclama a la Real Sociedad que, "con independencia del camino judicial que merezcan estas actuaciones, averigüe si en estos sucesos participaron abonados del club y, en caso afirmativo, proceda a su expulsión"·.

Lo más