Europa League | Previa vuelta semifinales

El Atlético se encomienda al fortín del Metropolitano para llegar a Lyon

El Atlético de Madrid defiende en su estadio (21:05), y con Diego Costa sobre el césped, el 1-1 logrado en la ida en Londres ante un Arsenal que sueña con despedir a Wenger con un título europeo. Síguelo en Tiempo de Juego desde las 20:30 hasta las 23:00.

Atletico Madrid

El Atlético de Madrid empató 1-1 en Londres gracias a un tanto de Griezmann. Reuters

EFE

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 20:32

Después de 26 partidos, 18 triunfos del Atlético de Madrid, seis empates, dos derrotas, 46 goles a favor y nueve en contra, el estadio Wanda Metropolitano recibe este jueves su primera noche decisiva, con el conjunto rojiblanco enfrentado al Arsenal por la final de la Europa League en un compromiso trepidante.

Un partido definitivo, sin excusas ni matices para el Atlético; en su casa, alentado por un campo abarrotado, con la mínima ventaja que aporta el épico 1-1 de hace una semana en el estadio Emirates y con la ambición que exige un duelo que aún permanece incierto y que propone un desafío que no admite ninguna concesión camino de Lyon.

Ahí, será la final de la Europa League del próximo 16 de mayo y ahí apunta el equipo rojiblanco desde el Wanda Metropolitano, escenario de una racha imponente del conjunto local, ganador allí de diez de sus últimos once partidos, todos sin goles en contra, pero que no valdrá de nada si no la mantiene este jueves en un momento crucial.

Porque sólo una finísima línea separa la euforia de una final, que sería la octava de la era Diego Simeone en seis años, la quinta europea en ese periodo y la duodécima de la historia del club, de la frustración que supondría una eliminación para el Atlético, un equipo preparado para las metas más altas, para ganar los títulos.

Y el único posible de este curso se lo ofrece la Europa League, la competición a la que se agarra, junto al segundo puesto en la Liga, para realzar una temporada con adversidades y con la decepción de su eliminación prematura de la Liga de Campeones, pero hoy por hoy notable, pendiente de un torneo ahora prioritario y del asalto a una final para la que siempre ha sido el más firme e indudable favorito.

Desde los dieciseisavos de final hasta ahora, en el partido de vuelta de las semifinales, en el que el Atlético dispone de Jan Oblak, baja el pasado domingo en Vitoria por una sobrecarga en el gemelo, y de su delantera Antoine Griezmann-Diego Costa, juntos de nuevo en el ataque del conjunto rojiblanco cinco duelos después.

El guardameta, el mejor del mundo en la actualidad, ha mantenido su portería a cero en 27 de sus 43 encuentros esta campaña, como un hombre vital para su equipo con paradas de todos los colores, como también lo son Griezmann, con 20 goles en sus últimos 21 choques, y Diego Costa, con todas las soluciones que genera para el colectivo.

Sin Juanfran Torres, lesionado, ni Sime Vrsaljko, sancionado, Thomas Partey ejercerá de lateral derecho -ha jugado ahí ya nueve partidos este curso, siete como titular-. José María Giménez y Diego Godín, como centrales, y Lucas Hernández, como lateral izquierdo, completarán la defensa, en la que ya está listo Filipe Luis.

Aunque aún no será titular, el internacional brasileño ya tiene el alta médica y regresa a la convocatoria del conjunto rojiblanco siete semanas después de la fractura de peroné sufrida el pasado 15 de marzo en los octavos de final de este torneo contra el Lokomotiv. Desde entonces, se ha perdido nueve encuentros por esa lesión.

En el centro del campo jugarán Saúl Ñíguez, por la derecha; Gabi Fernández y Koke Resurrección, por el medio, y Víctor Machín, 'Vitolo', por la izquierda. Superado el proceso de adaptación a los meticulosos mecanismos tácticos del equipo, el extremo ha tomado la titularidad este jueves en detrimento de Ángel Correa.

Ese es el probable once inicial de Diego Simeone, ante una noche extraña, sancionado, fuera del banquillo y sin contacto con sus futbolistas en todo el encuentro, desde el momento en que su equipo llegue al Wanda Metropolitano. No podrá estar con ellos ni en el vestuario ni en el campo ni antes ni durante ni después del partido.

Enfrente, el Arsenal, en el que puede ser el último partido europeo de Arsene Wenger al mando del equipo, afronta el desafío de corregir toda una temporada en un solo encuentro y lograr así, con la victoria luego en una hipotética final, el pase a la Liga de Campeones.

Eliminados de ambas copas y sextos en la Liga, achuchados por el modesto Burnley, los de Highbury llegan al Wanda Metroplitano con la obligación de batir a Oblak, al menos, en una ocasión para hacer bueno el 1-1 de la ida.

Tarea que no parece sencilla, no solo viendo la solidez defensiva de los de Simeone en casa, sino también al comprobar que los resultados de los londinenses lejos del Emirates no son los mejores a la hora de afrontar unas semifinales europeas.

Al menos en la competición doméstica, donde acumula seis derrotas consecutivas y no vence desde diciembre. Otra historia es en Europa. Ahí los de Wenger han tenido mayor facilidad para ver portería y encadenar buenos partidos, por ello han marcado en todos los choques menos en la visita al Colonia alemán en la fase de grupos.

Las victorias por 0-2 ante el Milán; por 0-3 contra el Östersund; por 2-4 ante el Bate Borisov y por 0-1 contra el Estrella Roja, además del empate a dos ante el CSKA de Moscú, muestran que el Arsenal está cómodo cuando sale de Londres. Para la tarea de perforar la meta atlética sobresale la figura de Alexander Lacazette, autor del gol en la ida y con 16 tantos en su mochila esta temporada.

Al francés, que formará en la punta del ataque, no le podrá acompañar Pierre-Emerick Aubameyang, estrella del equipo pero que no puede disputar la competición europea por haberla jugado ya con el Borussia Dortmund esta temporada.

A su lado se espera que esté Henrikh Mkhitaryan, siempre y cuando el armenio, goleador en la derrota del pasado domingo ante el Manchester United, esté bien físicamente, ya que se tuvo que retirar del partido liguero por un golpe en la rodilla.

Mkhitaryan, por Danny Welbeck, sería uno de los pocos cambios que introduciría Wenger respecto al partido de ida, por lo que Mesut Özil, Aaron Ramsey, Jack Wilshere y Granit Xhaka completarían el centro del campo, mientras que la defensa quedaría para Nacho Monreal, Laurent Koscielny, Shkodran Mustafi y Héctor Bellerín.

En la portería, con Petr Cech, quien arrastraba molestias, ya disponible, Wenger confirmó que contará este jueves como titular con David Ospina, que acabó el duelo ante el United con problemas en las costillas. En lo que puede ser la despedida europea de Wenger, el Arsenal parte con la tarea de alcanzar su primera final europea desde que cayeran en la Champions en 2006 ante el Barcelona y quitarse la espina clavada de aquella Copa de la UEFA perdida ante el Galatasaray hace 18 años.

Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Oblak; Thomas, Giménez, Godín, Lucas; Saúl, Gabi, Koke, Vitolo; Griezmann y Diego Costa.

Arsenal: Ospina; Bellerín, Mustafi, Koscielny, Monreal; Xhaka, Ramsey, Wilshere; Özil, Mkhitaryan y Lacazette.

Árbitro: Gialucca Rocchi (Italia).

Estadio: Wanda Metropolitano.

Hora: 21.05.

Lo más