Boletín

POLÉMICA SERVIDA

Ramos reconoce que forzó la amarilla y luego lo niega en su Twitter

El camero vio una amarilla para no jugar la vuelta de octavos y poder pasar limpio a los cuartos, si el Madrid se clasificara.

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 16:36

En el minuto 88 Sergio Ramos cometió una falta sobre Dolberg por lo que vio una tarjeta amarilla que le obliga a perderse la vuelta de los octavos de final en el Santiago Bernabéu y de esta manera pasaría limpio de tarjetas a los cuartos de final, si el Madrid se clasifica.

En zona mixta el capitán blanco admitió que forzó la tarjeta amarilla, "viendo el resultado mentiría si dijera que no la he forzado, es algo que tenía presente y no es por subestimar al rival ni pensar que la eliminatoria se ha pasado, en el fútbol te toca tomar decisiones complicada y lo he decidido así".

Por estas declaraciones Sergio Ramos se expondría a dos partidos de sanción siempre y cuando el delegado de la UEFA del partido recogiera dichas palabras en el acta, si no lo hiciera Ramos únicamente se perdería el partido de vuelta de octavos de final. Ramos, minutos después de estas declaraciones, negó en su cuenta de Twitter que forzara la amarilla.

El Golazo de Gol ha mostrado este jueves unas imágenes que demuestran que si hubo intención por parte del capitán del Real Madrid en forzar esa tarjeta. En ellas se ve como tras el gol de Marco Asensio Ramos se dirige al banquillo silbando y recibe la aprobación para buscar la amarilla.

Lo más