Alcalde Liaño Flores: el nuevo bulevar del Agra - Pateando A Coruña

Alcalde Liaño Flores: el nuevo bulevar del Agra

Calle Alcalde Liaño Flores. Comienza en la Ronda de Outeiro y termina en Monasterio de Caaveiro. 19 números. 240 metros. 15010. Pateamos por el nuevo bulevar del Agra do Orzán

La vía del alcalde casi centenario

Nos situamos en una perpendicular de la Ronda de Outeiro, al ladito del Ágora. Mucho antes de que se construyese este recinto multiusos, la calle se conocía como 14 de diciembre, un nombre dedicado al referéndum de la constitución franquista celebrado en 1966. Tal efemérides acompañó, en su momento, a nuevas denominaciones como Monasterio de Bergondo, Toxos Outos o Antonio Pedreira Ríos.

La calle Alcalde Liaño Flores, como tal, existe desde junio de 2001. Fue entonces cuando Francisco Vázquez cambió la placa para dedicarla a su colega regidor. José Manuel Liaño Flores fue el primero de una lista de cinco exalcaldes de A Coruña que vieron honrada su labor en el callejero municipal en aquel momento. Abogado, juez y regidor, Liaño vio el homenaje en vida, y todavía puede ver, hoy en día, algún reconocimiento más.

Nacido en 1921,este monfortino de origen va camino de la centena, con una memoria envidiable. Entró en la política en el 46, de forma fugaz. Volvería a ser concejal en el 64. En 1976 fue proclamado alcalde, el primero votado por la ciudadanía. De su mandato destaca la creación de la compañía de aguas o la inauguración del embalse de Cecebre, el polígono de Pocomaco o el Parque de Santa Margarita. Liaño Flores dimitió en 1979, harto, dijo, de la vida política. Desde entonces, se dedicó plenamente a velar por el cumplimiento de las leyes. En COPE Coruña, Liaño hablaba de su vida, su calle y su trayectoria:

De calle a bulevar

Lo que más destaca de Alcalde Liaño Flores es su aspecto, renovado hace poco para pasar de calle a bulevar. Cambió la doble fila y las aceras exiguas por una zona ancha para pasear y estrecha para conducir. 17 bancos y una docena de árboles, todavía con aspecto invernal, completan el paseo aplaudido, sobre todo, por los que son de andar lento.

Como en todas estas obras, siempre hay algún «pero» y es la eliminación de la mayoría de plazas de aparcamiento en Liaño Flores. Algo que complica un poco más encontrar sitio en esta poblada zona. Mientras, cada vez más coches prueban su suspensión en una gran explanada llena de baches y barro que se abre frente a la vía. Es el aparcamiento extraoficial del Ágora y de esta parte del Agra.

 

Edificios y una colmena

Si miramos a los lados, vemos edificios con fachadas restauradas y otros, todavía, sin ascensor. O con la entrada, en el número 3, a una urbanización casi secreta. Tras una galería se esconde la Divina Pastora, una auténtica colmena en la que viven más de mil pers onas. En el número 4 de la calle, se abre una plaza , dos calles interiores, y un macroedificio de doce plantas. Todo un mundo tras la apariencia de una galería rotulada como «plaza privada».

 

Calle educativa, deportiva y comercial

Uno de los vecinos más veteranos de Alcalde Liaño Flores se despierta desde hace más de medio siglo a golpe de sirena. Es el Instituto Agra do Orzán. Inaugurado en 1969, tiene capacidad para más de medio millar de alumnos en Secundaria, Bachillerato y FP. A su lado, el pabellón Agra I, con sus cursos de natación, sus clases de zumba o hasta sus bailes de salón. La última en sumarse a esta manzana educativa ha sido la escuela infantil del Agra, un colorido edificio inaugurado en 2015.

 

Al margen de la educación y el deporte, Alcalde Liaño Flores es una calle con mucha actividad, pese a sus bajos vacíos. Dos supermercados, farmacia, estanco, tienda de electrodomésticos, ropa o de arreglos… y una vía principal de conexión entre Visma y O Ventorrillo con el resto del Agra forman parte del ADN de esta calle coruñesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 0 0 0