Ronda de Nelle (1): de viaducto a viaducto - Pateando A Coruña

Ronda de Nelle (1): de viaducto a viaducto

Ronda de Nelle. Comienza en la calle Fernando Rey y termina en Gregorio Hernández. 146 números. Casi kilómetro y medio. Entre el 15007 y el 15011.

Los inicios de una circunvalación

La Ronda adoptó su nombre del Lugar de Nelle, un pequeño núcleo rural situado alrededor de Santa Margarita, el punto que está en el centro del recorrido de esta larga calle. Fue una de las seis grandes vías de acceso y conexión entre barrios que contemplaba a finales de los años 40 el plan general de alineaciones y rasantes, el Plan Cort. Junto a la Ronda de Outeiro, sería uno de los nexos que se planteaban para completar el nuevo Ensanche de la ciudad, y también la primera de sus grandes circunvalaciones. Las obras comenzarían años después.

Nuestro recorrido arranca en Cuatro Caminos. La Ronda comenzó a aparecer sobre el camino por el que bajaba el Rego dos Xudeus, que desembocaba en la antigua playa de A Palloza. La construcción de la Ronda de Nelle partió en dos A Falperra y, así, un tramo de la calle que da nombre al barrio está hoy en día situada en lo que conocemos como Os Mallos. La zona estaba marcada por la fábrica de cerillas Vasco-Galaica, la más importante de la ciudad, que desarrolló su actividad entre finales del siglo XIX y mediados de los años 50.

La urbanización de todo el entorno sustituiría la actividad fabril por viviendas e incluso la propia iglesia de San Pedro de Mezonzo. En la construcción de este templo se llegó a plantear trasladar a la ciudad la fachada del monasterio de Monfero. Finalmente, no fue así, y el templo es igual de imponente por mérito propio, con sus dos grandes torres que flanquean el Salve Regina de la portada.

Un viaducto con historia

San Pedro de Mezonzo fue, precisamente, el segundo nombre del viaducto del Generalísimo, que inauguró en persona y en automóvil el propio Francisco Franco en agosto de 1971. Un puente bajo el que hay vida e historia de A Coruña. En 2008, el historiador Xosé Alfeirán tuvo la idea de plasmar aquí debajo parte de los grandes episodios de la ciudad que entonces cumplía 800 años. Brigantium, Hércules, María Pita, Sir John Moore o el San Juan son algunos de los protagonistas de las ocho coloridas columnas del viaducto, decoradas con diseños de ilustradores coruñeses.

Pintadas contempladas por tres cabezas. En una de las esquinas, el grafitero pintaría con precisión fotográfica a tres vecinos de Cuatro Caminos que contemplaban día a día los trabajos.

…y el viaducto con cuenta atrás

El de San Pedro de Mezonzo no es el único puente elevado protagonista en este recorrido. Porque el viaducto titular de la Ronda de Nelle vuela sobre la avenida de Finisterre, y nadie tiene intención de decorarlo, precisamente. La Transición política venía con una transición circulatoria , y en 1978 se inauguró el paso que permitía enlazar Cuatro Caminos con Riazor de forma directa.

Los vecinos nunca vieron con buenos ojos aquel camino que les llevó coches a toda velocidad frenta a sus ventanas. En 2007 el gobierno local de Javier Losada habló de sustituirlo por un túnel, algo que nunca se ejecutó. Los de Xulio Ferreiro retomaron la idea del derribo hace un año, en este caso sin alternativas a los cruces en las cuatro calles que desembocan en este punto y con un carril bici en el entorno.

Las obras comenzarán este año, según los plazos del concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada:

Las obras comenzarán este año, según lo que ha contado a COPE Coruña el concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada:


El edificio de Caixa Galicia

Un edificio contempla el desarrollo de la Ronda de Nelle al tiempo que lo acompaña de su propia evolución. En el número 31 se sitúa la moderna sede del IESIDE, que toma el testigo de la Escuela de Negocios de Afundación. El ITE Caixa Galicia . Siglas que dan un toque empresarial a un edificio que nació en los años 60 como Instituto Social de la Mujer, en el que estudiaron alumnas de toda Galicia que no tenían recursos económicos. De ahí, pasó a Colegio Mixto y a centro de FP, mientras al otro lado del inmueble entraban personas adictas a la droga, al centro de prevención y rehabilitación que desde los 80 hasta principios de los 2000 gestionó ACLAD en un local cedido por la entidad financiera.

Unas casas inconfundibles

Enfrente, las encantadoras casas baratas de los sindicatos. Aquí sobrevive aquel inconfundible grupo de viviendas Juan Canalejo diseñado por el arquitecto Juan González Cebrián. Algunas, a dos colores según las preferencias del propietario. Y en una de las medianeras, un mural publicitario de una clínica dental, que todos hemos visto alguna vez al pasar por la Ronda de Nelle y que, como la propia vía, también se ha adaptado a los nuevos tiempos.

0 0 0 0