Avenida de A Pasaxe: la autovía sanitaria de A Coruña - Pateando A Coruña

Avenida de A Pasaxe: la autovía sanitaria de A Coruña

Avenida de A Pasaxe. Comienza en la glorieta de Os Castros y termina en la de A Pasaxe. 2,8 kilómetros. 123 números. 15006.

Una autovía urbana con varias etapas

La avenida de A Pasaxe nace en un cruce de caminos, entre la avenida del Ejército y la de Oza. Con esta denominación limítrofe es con la que se camufló la Nacional VI en su entrada a A Coruña, encima, precisamente, de la Ría que le da nombre. AC-12 sobre los planos, esta arteria que bombea tráfico al centro se planificó como un acceso alternativo a la antigua Carretera de A Pasaxe, que pasaba por la zona de As Xubias.

Velocidad máxima de 80, en teoría con esquinas limitadas a 50, y arcenes en los que ahora se transita a dos ruedas. La avenida de A Pasaxe pasó de ser ruta del tranvía a tener carriles bici separados por hormigón, con la ampliación de los años 90 como uno de sus hitos principales.

La Avenida de la Salud

A Pasaxe es, sin duda, la Avenida de la Salud. Desde sus carriles de servicio llegamos al Hospital Universitario, al Teresa Herrera y al San RafaelEl primero fue el actual edificio del Materno, que en los años 50 era para todos los públicos.Nació como Residencia Sanatorial del Seguro de la Enfermedad con 250 camas. 850 tenía en su apertura la Ciudad Sanitaria Juan Canalejo, que llegó en 1972. La Residencia. El actual CHUAC. Era el mayor hospital de Galicia, con 50.000 metros cuadrados y 135 millones de pesetas de inversión. Se inauguró el mismo día que la Casa del Mar.

Sobre los hospitales, la ampliación de servicios, trasplantes o el difícil aparcamiento hablaba en COPE Coruña  Antón Fernández, director de procesos asistenciales del Área Integrada de A Coruña

 

De Prince a la vida en Os Castros

Seguro que las vistas a la ría desde los hospitales son parte de la terapia. En A Pasaxe se vio lluvia púrpura en 1990, cuando Prince actuó en el Colegio Santa María del Mar. Aún quedan chalés con nombres como Villa Pilar a unos metros de las chabolas de la Conservera Celta. O un concesionario del que se sale con coche nuevo con el reto de enfilar el camino correcto en un nudo de viaductos y cruces a todos los niveles.

Pero, más allá del hormigón, la avenida de A Pasaxe también es barrio. Encima del túnel de Os Castros se abre una zona con mediana ajardinada y grandes edificios a los lados. Aquí están la parroquia de Nuestra Señora del Carmen, bares, un supermercado o una pequeña plaza elevada con una pérgola en la que tomar el sol al resguardo del viento.

Con los bancos y las terrazas siempre llenos de gente, esta Avenida de A Pasaxe se ve como un lugar privilegiado para vivir. El tráfico constante, más que una molestia, se ve como una ventaja en una de las zonas que, cuentan sus vecinos, tiene las mejores comunicaciones tanto en coche como en transporte público urbano y comarcal.

 

La tienda de Loli

Entre los vecinos está una mujer cuyo mérito ha dado la vuelta a España. Dolores Agra, que atiende desde hace décadas a clientes y amigos tras el mostrador de Lencería Marta. Desde que el comercio colgó el cartel de “Liquidación por jubilación”, el teléfono de Loli no ha dejado de sonar. Televisiones, periódicos, gente de todo el mundo, «y hasta Gayoso», nos cuenta. Porque, además de vecina de A Pasaxe, Dolores tiene nada menos que una Medalla al Mérito en el Trabajo, por ser la mujer que más años ha cotizado a la Seguridad Social de España. Empezó a trabajar a los 14. Y a sus 78, tras toda una vida de trabajo, está así de bien.

0 0 0 0